Predicciones y autorizaciones sobre las vaquillas. Todo es posible

Miguel Aso. IU Monzón

En los últimos días se está hablando en diversos medios de comunicación local de en qué van a consistir las vaquillas y nosotros vemos que se habla mucho de esto pero se avanza poco en la información real de autorizaciones del evento, pues parece que ni siquiera se sabe quién va a pagar la arena o donde va a ser ubicada con seguridad la plaza portátil.

Falta menos de un mes para las fiestas y parece que no consta en el Ayuntamiento ninguna solicitud de empresa alguna para hacer espectáculos taurinos, lo leen bien, ninguna,  por lo que no hay expediente que informar por los técnicos. En este punto es interesante recordar que  el Presidente del Patronato de Festejos anunció que será un evento privado en el sentido de que no estará organizado por el Ayuntamiento, lo que obliga al empresario a tramitar el expediente de manera individual como cualquier otra actividad privada a implantarse en la ciudad. Primera pregunta pues, ¿tendrá este expediente en el Ayuntamiento un trato normal a la hora de ser informado o se saltará la lista de expedientes que tal y como se señala la normativa debieran tener un orden de tramitación? Hace meses que podrían  haber entregado los papeles y no lo han hecho, por lo que no vemos la urgencia que motive que ahora el Ayuntamiento sea el que tenga que darse prisa para informar esto y dejar de lado otros expedientes de otros particulares, algo que sin duda será lo que se tenga previsto políticamente.

Lo mismo podríamos decir de la autorización final, que depende del Gobierno de Aragón, el cual es el encargado de supervisar la normativa autonómica que rige en los espectáculos taurinos (norma superior a la ordenanza municipal que persigue el maltrato animal). De lo que nosotros hemos sabido, tampoco en DGA ha habido entrada alguna, entre otras cosas porque no tramitarán nada si no hay una autorización y una justificación municipal de que las vaquillas son un evento tradicional en la localidad (se tendrá que remontar décadas el hoy alcalde accidental Sr. Vilarrubí, pero no tenemos duda de que lo hará) o que el lugar escogido para celebrar las vaquillas reúne una serie de condiciones (parece aún no se sabe seguro donde se harán). Además de todo ello y otra serie de condicionantes, las asociaciones o colectivos que así lo consideren deben tener derecho a presentar las alegaciones que estimen oportunas en un plazo, ser resueltas previos informes pertinentes y comunicadas a las partes.

Conocemos la capacidad de navegar en los márgenes de la Ley del hoy alcalde accidental, lo cual sin duda podrá ayudar a la velocidad de tramitación municipal y a justificar lo injustificable (por ejemplo que hay tradición de hacer vaquillas), pero sin duda PUEDE PASAR QUE NO SE AUTORICEN LOS ESPECTÁCULOS PROGRAMADOS EN TODO O EN PARTE tal y como sucedió recientemente en Estadilla con el “toro embolado” tras las alegaciones de un colectivo animalista.  Si esto fuera así, la razón no sería otra que el Presidente de Festejos de la mano del empresario organizador, habrán llevado el expediente de manera muy chapucera, con precipitaciones y de manera difícil de encajar en la legalidad vigente.

Finalmente nos queda una pregunta. Si no se hicieran las vaquillas en todo o en parte ¿Qué pasa con el cartel de fiestas,  que dicen representa la mayor novedad? Mejor no pensarlo, bastante lamentable es la poco afortunada elección, como para encima pensar en lo que pasaría con esto. Menuda vergüenza.

Comentarios