Iñigo Ros reconoce que el Huesca tiene todavía mucho que mejorar

SD Huesca entrenamiento Alcoraz 14/15

La SD Huesca retomaba los entrenamientos con la mirada puesta en el Amorebieta, en lo que será su primer desplazamiento de la temporada. El equipo ha vuelvo con la moral reforzada tras su victoria con el Real Unión, pero con los pies en el suelo sabiendo que todavía hay muchas cosas que mejorar para ir dando pasos adelante en lo que se presume una campaña larga y dura.

Audio sin título

Las buenas sensaciones de la pretemporada hay que plasmarlas ahora en la liga y por ello Tevenet sigue insistiendo en los entrenamientos en esos aspectos del juego que deben hacer a un Huesca más fuerte y competitivo.

El centrocampista Iñigo Ros indicaba que “es bueno comenzar ganando y más en casa ante la afición y como se produjo”. Pero también señala que “tenemos mucho margen de mejora, pero para eso estamos, para seguir trabajando y conformando un bloque sólido y de garantías para lo que viene por delante”.

No será una liga fácil y es que hay muchos equipos que aspiran a moverse en la zona alta y “cada partido es muy complicado como se vio ante el Real Unión”, apunta Ros.

En la primera sesión de trabajo ha quedado claro que “hay muchas cosas que mejorar. Cometimos errores que son subsanables y para eso esta el entrenador para corregirnos”.

Sobre el partido del sábado en Urritxe, Iñigo Ros tiene claro que “es un campo difícil por todo, por las dimensiones, por el equipo adversario y sobre todo porque vienen de una derrota dolorosa que eso siempre es un arma de doble filo para el rival que va a visitar el estadio”.

El año pasado la SD Huesca ganó en Amorebieta en lo que fue en aquel momento el debut de David Amaral en el banquillo azulgrana.

Comentarios