Más de mil personas han visitado ya “La Basílica de la Peña. Historia y latido de Graus”

Este sábado, se clausura la muestra “La Basílica de la Peña. Historia y latido de Graus” que, desde el pasado 1 de agosto se puede visitar en Espacio Pirineos y que permite, al visitante, descubrir los tesoros perdidos del santuario. El horario de visita es de 11 a 14 horas y de 17 a 21 horas.

Medio centenar de antiguas imágenes inéditas y una serie de documentos históricos y piezas artísticas desconocidas componen el discurso museológico de esta muestra realizada por el centro Espacio Pirineos y la Asociación de Amigos de La Peña.

Las cuatro capillas de Espacio Pirineos acogen textos e imágenes acerca del origen, el monumento arquitectónico, el patrimonio perdido y la vitalidad actual de la basílica. Se completa con un par de módulos a modo de epílogo y prólogo.

Es doble el objetivo de esta exposición, por un lado, homenajear, a los grausinos, que a lo largo de la historia, han conseguido mantener la basílica y, por otro, que sirva de trampolín tanto para proyectos modestos, como el de el acceso al campanario, como para otros de mayor envergadura como publicar un escrito con la historia del santuario, cuestión que se encuentra bastante avanzada, e integrar Nuestra Señora de la Peña en la Vía Mariana que va desde El Pilar de Zaragoza hasta Lourdes.

Lugar de habitación prehistórica, asentamiento romano, castillo y mezquita con el Islam, La Peña fue poblada durante siglos hasta la conquista aragonesa de Graus por el rey Sancho Ramírez en 1083. Desde ese momento la adscripción del lugar al monasterio de San Victorián daría paso a una nueva andadura religiosa y social. Una comunidad monacal estable ocuparía la iglesia y abadía románicas, y hasta que en 1537 comenzó el proceso de construcción de la nueva iglesia, la que hoy aún vemos.

Comentarios