La Universidad de Zaragoza lidera un proyecto de investigación sobre el Parkinson

Seguro que conocen la enfermedad del Parkinson, pero ¿han oído hablar de la Fenilcetonuria? ¿o de de la Amiloidosis TTR?. Las tres enfermedades tienen algo en común: son responsables de causar daño neuronal debido a la presencia de proteínas defectuosas en el organismo. Estos trastornos podrán ser detectados e incluso tratados gracias a un proyecto europeo que lidera la Universidad de Zaragoza.

La Fenilcetonuria puede parecernos una gran desconocida, pero está más presente en nuestro día a día de lo que pensamos. Por ejemplo, en las latas de refrescos. La advertencia "puede ser fuente de fenilalanina" va dirigida a los afectados por esta enfermedad. Es una afección a menudo congénita y está causada por la carencia de una enzima.

En la actualidad a pesar de que el diagnóstico sea muy sencillo, el tratamiento es muy costoso. La Universidad de Zaragoza lidera el proyecto Neuromed que busca compensar ese defecto genético y poder corregirlo. Lo mismo con la Amiloidosis TTR, una enfermedad congénita asociada a la acumulación de una sustancia llamada amiloide. Surge en Portugal en la Edad Media y era conocida como "El mal de los Pies". Los enfermos comenzaban arrastrando los pies, más tarde no podían caminar y, finalmente, fallecían. Hoy la enfermedad ha sido identificada tan sólo en 15 países de todo el mundo, pero los principales focos se encuentran en Portugal y en España.

Y el parkinson... A día de hoy, se estima que más de tres mil personas sufren esta patología en Aragón. Se ha convertido en la segunda enfermedad neurodegenerativa en personas mayores, sólo por detrás del Alzheimer. Por el momento no existe ninguna prueba específica para diagnosticarla con claridad, pero el proyecto de la Universidad de Zaragoza podría desarrollar un kit para su identificación, incluso, en las primeras fases. Esperan obtener resultados en un año.

Las grandes farmacéuticas a menudo se olvidan de estas enfermedades, poco comunes y, por lo tanto, poco rentables. Proyectos como el que lleva a cabo la Universidad de Zaragoza se convierten en la única esperanza para miles de familiares y enfermos.