La Morisma continuará siendo nocturna tras el éxito de esta edición

La primera Morisma nocturna deja cifras record de público, participación y satisfacción entre los asistentes. Por ello, la Asociación Cultural La Morisma de Aínsa no duda en dar continuidad a este horario en futuras ediciones haciéndose eco del “sentir general”, explica su presidente, Pedro Escartín. Además de la belleza lumínica, su celebración en sábado en lugar de domingo permitía a los visitantes quedarse después en Aínsa y continuar disfrutando de las diversas actividades complementarias a la representación.

Casi 1.500 espectadores se dieron cita el sábado en la plaza de Aínsa, una cifra que puede interpretarse como el “lleno total” de este pintoresco escenario. También contaban con alta participación el resto de actividades programadas durante el fin de semana, que concluían este domingo con la Feria del Libro, el mercado medieval y el I Encuentro de Grupos Tradicionales de Sobrarbe.

Escartín destaca la gran labor realizada por los voluntarios, especialmente, justo antes de la representación. Gracias a su trabajo y al de las brigadas municipales, la preocupación por la lluvia registrada 45 minutos antes de su inicio quedaba en una anécdota y en un pequeño retraso de tan solo un cuarto de hora que el público comprendió sin problemas.

Los veteranos José Oncíns y Antonio López “el zapatero” recibían este año el título de Real Caballero de la Orden de La Morisma. Este era uno de los momentos más emotivos de la representación junto a escenas como la aparición de la muerte, que realzó la nueva iluminación, al igual que la aparición de la cruz de fuego sobre la carrasca, que envalentonó a los cristianos para la reconquista en el siglo VIII y sorprendió a los asistentes a la recreación este sábado.

Comentarios