MercoFraga insiste en la necesidad de que el sector frutícola acometa una reflexión profunda

Fruta campo agricultura

MercoFraga, el mercado de fruta en origen del Bajo Cinca, ha reiterado a través de su director Juan José Orries la necesidad de que el sector frutícola acometa una reflexión profunda encaminada a modificar sus estructuras con el objetivo de reducir su vulnerabilidad ante crisis, como la que se vive este verano, desencadenadas por factores externos. En la zona, a fecha de hoy, queda por recolectar un 10% de la producción según estima Orries y existe también un millón de kilos pendiente de entrar en las fábricas de zumo para su conversión en zumos para bancos de alimentos.

Audio sin título

“Es un buen momento, porque el sector está unido y concienciado. Debemos reunirnos todos y abordar una reestructuración del sector para que situaciones como la que hemos vivido no generen problemas tan graves. Diversificar y desestacionalizar la producción ayudará, está claro, pero hay otras cuestiones importantes que también debemos abordar. Lo que es indudable es que tenemos que sentarnos todos”, explica el director de MercoFraga.

La recomendación de Orries llega tras la publicación el pasado día 29 de agosto del segundo reglamento de ayudas a productores de frutas y hortalizas de la UE afectados por el veto ruso a la importación de productos agroalimentarios procedentes de países comunitarios. El segundo reglamento, destaca el director de MercoFraga, mejora la situación de manera importante, aunque quedan pendientes de solución algunas cuestiones: “Esto es lo máximo que se puede conseguir de Bruselas. Ahora entramos en otra fase en la que el sector podrá realizar peticiones al Estado o al Gobierno Autonómico.

Para la zona, lo importante de este reglamento es que abre otra vía para la producción excedentaria. Hasta ahora, no había más soluciones que destinarlo a distribución gratuita previa transformación en zumos principalmente o enviarlo al compostaje. La fruta que iba a distribución gratuita se pagaba a 26,9 céntimos y la de compostaje, a 13,5. Ahora, con el nuevo reglamento, los melocotones que se destinen a compostaje se pagarán a 20 céntimos. Es una vía que se abre y es importante, porque las fábricas de zumo están saturadas de producto. Ahora tenemos otra vía más”, cuenta Orries.