IU celebra el "no" al centro comercial en el entorno de PLHUS

El grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Huesca muestra su satisfacción por la denegación de la aprobación inicial del Plan Parcial del Área 17 tras conocer, en la Junta de Portavoces, el informe técnico sobre la documentación presentada por la empresa promotora del plan parcial de la citada área solicitado por el Ayuntamiento.

Para la portavoz de Izquierda Unida, Pilar Novales, la insuficiencia, tanto de los compromisos adquiridos por terceras empresas para su instalación en esa área comercial, como de las entidades bancarias para su financiación, “son las causas que motivan la denegación de la aprobación inicial del Plan Parcial”. En su opinión, “la no presentación de las garantías suficientes es la constatación de que se trataba de un movimiento especulativo sobre ese suelo.”

IU celebra que no se siga adelante con la tramitación y que, por ahora, queden frenadas las posibilidades de instalación del centro comercial, aunque no de manera definitiva, puesto que, si se presenta otro proyecto, podría iniciarse de nuevo todo el trámite y reabrirse la posibilidad.

Novales añade que “defendemos un modelo basado en la economía local y los mercados locales, próximos, porque es generador de más puestos de trabajo y de más riqueza que, además, queda distribuida en el entorno, y lo hace de una manera sostenible, tanto en lo ambiental como en lo social”. Estas son las principales razones por las que IU apuesta por la producción local, la transformación agroalimentaria de ese producto local y el pequeño comercio como eje básico de este modelo económico que, además, da vida a los barrios y centro de las ciudades. “Por ello, -continúa la edil- la aparición de un gran centro comercial no sólo afectaría a los intereses de los comerciantes de la ciudad, sino al conjunto de la ciudad, a la dinámica económica y social de toda ella y, a la larga, tendría consecuencias muy negativas”.

Indica también que “son necesarias nuevas formas de dinamizar las economías locales, porque si estas son fuertes, serán menos vulnerables a las coyunturas económicas”. En este sentido, Novales explica que una de las herramientas que puede favorecerlo y que empieza a hacerse necesaria es una revisión del Plan General de Ordenación Urbana, que ya tiene 11 años de vida, “por lo que ya se hace lógica su revisión y que, por otra parte, se vio modificado perdiendo en gran medida su esencia inicial basada en la ciudad compacta y no en el desarrollo periférico”.

Por último, IU también cree necesario un planteamiento urbanístico que pueda preservar por ejemplo, un cinturón verde alrededor de la ciudad y un planeamiento que evite movimientos especulativos sobre suelos que no es necesario en absoluto desarrollar, como ha sido el caso. “Es decir, un planeamiento urbanístico que acompañe un nuevo modelo económico, social y ambiental para esta ciudad”, concluye.