Finaliza la muestra de Santiago Arranz en la UNED de Barbastro

Santiago Arranz

Este sábado concluye la exposición “Pinturas Pintadas” del artista altoaragonés Santiago Arranz. En la sala Francisco de Goya pueden visitarse esta exposición compuesta por 18 óleos de diversos periodos, tamaños y temáticas que, según explica su autor, “dialogan” en función de sus analogías.

Aunque desde 1985 ha establecido una estrecha relación artística con París, en la actualidad este pintor nacido en Sabiñánigo mantiene su taller en la localidad altoaragonesa de Castejón de Sos. Es la primera vez que expone en Barbastro, y considera “un honor” poder hacerlo durante las fiestas patronales, algo que confía en que propicie un mayor número de visitas.

A quienes se acerquen hasta la exposición, les aconseja que “no esperen encontrar la obra de un virtuoso”, sino la plasmación de su mundo interior. Explica que no intenta reflejar la realidad tal cual, y considera que sus trabajos “abren las puertas a múltiples interpretaciones”. Si tiene que quedarse con alguna de sus obras, prefiere los grandes formatos, en los que mezcla “arquetipos culturales con paisajes cercanos”.

Santiago Arranz lleva 30 años en el arte. La concibe como “voluntad”, no como algo que surge por casualidad, e intenta alejarse del “pincel virtuoso” y reflejar las cosas tal y como él considera que se ven en la realidad. Considera que la pintura es “atemporal” y esto le ha permitido combinar en la sala Goya de la UNED obras que pintó hace casi tres décadas con otras mucho más recientes.

En 1985 obtuvo una beca de la Diputación Provincial de Zaragoza para estudiar la pintura del Museo del Louvre. Cuatro años más tarde, consiguió una segunda ayuda de la DPH para residir en París, donde continuó investigando en su lenguaje. Su obra, profundamente vinculada a la literatura, ha formado parte de numerosos proyectos literario-artísticos.

Otra vertiente muy importante de su producción se desarrolla en los espacios públicos: ha pintado dos Cúpulas para la Nueva Sede y un mural para el Palacio de los Morlanes Urbanismo en Zaragoza; ha participado en proyectos arquitectónicos como la Escuela de Restauración Capuchinas de Huesca, en la Biblioteca María Moliner y el Centro de Historia y en el diseño de los vidrios para la fachada del edificio de oficinas Business Center de la capital aragonesa.

Comentarios