El equipo de gobierno cree que se han conseguido minimizar los efectos del botellón en San Lorenzo

botellón suciedad Matadero

El Ayuntamiento de Huesca hace un balance positivo de las pasadas fiestas de San Lorenzo en lo que a seguridad se refiere. Desde el área de Seguridad Ciudadana aseguran estar muy satisfechos con la labor realizada por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad ya que, pese al elevado número de visitantes de este año, las fiestas terminaban sin incidentes graves.

La comisión de Seguridad Ciudadana realizaba este miércoles un balance en este sentido. Además de dar a conocer algunos datos de denuncias realizadas por parte de la Policía Local, se valoraban las medidas puestas en marcha este año en el parque de La Manzana, unas medidas destinadas a minimizar los efectos del botellón que cada noche congrega ahí a miles de jóvenes. Según el equipo de gobierno, el trabajo realizado ha sido satisfactorio y en el consistorio no se ha recibido ninguna queja vecinal. La intensificación de la vigilancia y la limpieza creen que ha dado sus frutos y que la planificación de este año ha permitido que esos efectos negativos se minimizaran y no se alargaran en el tiempo. Un ejemplo que cita el concejal Eloy Solano es el de la arena. Mientras el año pasado se denunciaba la presencia de cristales semanas después de las fiestas, este año se cambió la arena inmediatamente para evitar estos problemas.

Por su parte, desde la Asociación de Vecinos del barrio de San Lorenzo aseguran que sí han recibido quejas y esperan que estas se den a conocer oficialmente en una reunión que han convocado el día 16 para valorar este asunto.

Desde la oposición creen que sí se ha mejorado con la seguridad privada y más limpieza aunque lamentan que el problema de fondo no está resuelto. Es lo que opina José María Romance del PSOE, quien considera que debería organizarse algún tipo de actividad que haga que los jóvenes tengan otra opción.

El San Lorenzo deja otros datos respecto a denuncias realizadas por parte de la Policía Local. Durante las fiestas se detenía a 4 conductores por delitos contra la seguridad vial, 3 eran sancionados por superar la tasa de alcohol permitida al volante, 6 denunciados por consumo y tenencia de sustancias estupefacientes, 5 detenidos por agresiones a agentes de la autoridad en acto de servicio y 2 actas por venta de productos pirotécnicos.

Junto a la Policía Nacional, se llevaban a cabo 67 intervenciones en venta ambulante no autorizada con 6.000 productos incautados. Una cifra muy superior a la del año pasado cuando se incautaron 500 artículos y es que este año el control ha sido también mayor, explica el concejal de Seguridad Ciudadana, Eloy Solano.