Los osos de las cavernas a mayor altitud de España vivían en el valle de Hecho

Excavación de restos fósiles

Durante la primera semana de agosto se llevó a cabo la excavación de un nuevo yacimiento de osos de las cavernas descubierto en el Pirineo en la cueva denominada La Brecha del Rincón. El interés por la búsqueda de fósiles en esta cueva se debe a que en agosto de 2013 el Centro de Espeleología de Aragón (CEA) encontró restos fósiles durante los trabajos de prospección de las cavidades de la Sierra de Secús (Valle de Hecho). Rápidamente el CEA lo puso en conocimiento de la Universidad de Zaragoza y de la Diputación General de Aragón y en 2014 un grupo de paleontólogos del Grupo Aragosaurus solicitó el pertinente permiso para realizar la excavación y el estudio científico de los restos fósiles.

Ya que el yacimiento presenta gran dificultad técnica (acceso a la cavidad, instalación de cuerdas, necesidad de equipo técnico) los paleontólogos solicitaron la colaboración del CEA para la realización de la excavación, de este modo se hizo coincidir la campaña de excavación con la de exploración espeleológica de la Sierra de Secús a fin de poder utilizar el campamento base de los espeleólogos y contar con su ayuda dentro de la cavidad. Dicha campaña necesitó una gran cantidad de material excavación, material técnico de cuevas, cuerdas, así como víveres para una semana y diez personas. Para el porteo de este material hasta el campamento base situado a 2000 m de altura se contó con la ayuda de miembros de los Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil, del CEA y de la empresa Geopirene.

El equipo de excavación, dirigido por la Doctora Raquel Rabal, estuvo formado por los paleontólogos Víctor Sauqué y Diego Castanera y los espeleólogos Mario Gisbert y Laureano Gómez (Guardia Civil de Montaña), además de contar con la ayuda del resto de miembros del equipo de espeleología (Sergio Burguete, Jorge Sevil, Gabriel Plana, Jorge Tello, Jorge Burguete,  Marcos Pastor, José Ignacio Ansó, Dani Ferrer, José Luis Asensio y José Luis Montañes).

La campaña de excavación en la Brecha del Rincón ha sido un completo éxito ya que se han recuperado cientos de restos fósiles de osos que permitirán estudiar sus características biológicas y su modo de vida. Tras el estudio preliminar de estos restos fósiles se comprobó que poseen un gran interés científico. Parecen pertenecer a la especie Ursus deningeri , que es el ancestro del conocido oso de las cavernas Ursus spelaeus. Ursus deningeri habitó Europa desde hace unos 800.000 años y desapareció en torno a los 120.000 años. El hallazgo de estos restos es muy interesante ya que debido a su antigüedad su registro no es muy abundante en los yacimientos fósiles habiendo muy pocos ejemplos en España, siendo el más conocido el de Cueva Mayor en Atapuerca. De confirmarse la hipótesis del equipo investigador, el yacimiento de la Brecha del Rincón sería el yacimiento de esta especie situado a mayor altitud de Europa.

Hasta el momento los yacimientos de fauna fósil del Pleistoceno en el Pirineo español son muy escasos. Sin embargo, los paleontólogos de la Universidad de Zaragoza piensan que en un futuro saldrán a la luz un gran número de yacimientos ya que es una zona con numerosas cavidades kársticas con un alto potencial de acumulación de fósiles. Gracias a la colaboración y el interés que muestran por la paleontología los espeleólogos del CEA, se están descubriendo muchos nuevos yacimientos en las zonas donde están llevando a cabo sus labores de exploración de los sistemas kársticos. Esta colaboración entre paleontólogos y espeleólogos permitirá ampliar el conocimiento de las especies que habitaron los Pirineos en los últimos cientos de miles de años.