CHA advierte problema en N-230, N-260 y N-123 por recortes de Fomento

CHA considera necesario que Fomento no recorte en ámbitos esenciales para las comunicaciones y la seguridad vial. De este modo la situación que se va a crear con los recortes que alteran la situación actual de los centros de Boltaña y Benabarre que van a provocar problemas en las tres vías ámbito de competencia del Ministerio en la zona: la N-260, el denominado "eje pirenaico", la N-123 entre Barbastro y Benabarre y N-123a que rodea el embalse de Barasona, la N-230 que de norte a sur vertebra la zona oriental aragonesa. Se ha cerrado el centro del Sobrarbe y ahora todo se tiene que atender desde el ubicado en La Ribagorza, con los inconvenientes que supone para atención adecuada a los trabajos de conservación y mantenimiento.

José Ramón Ceresuela: "Este Gobierno está decidido a acabar con lo público , no satisfecho con los recortes en inversiones de infraestructuras, ahora añade también lo que en su lenguaje denominan "ajustes" que en realidad es reducción medios para prestar servicios de conservación de carreteras" "El Pirineo aragonés va a salir perjudicado porque lo que antes se hacía desde los centros de Boltaña y Benabarre ahora van a tener que atenderse los mismos kilómetros, pero con menos medios materiales y humanos , tras el cierre del centro de Boltaña, lo que será especialmente preocupante en los meses de invierno, para poder asegurar el tránsito los días de nieve, por ejemplo". "Sin olvidar el trabajo cotidiano de conservación y matenimiento que va a verse afectado porque en este tema difícilmente se puede hacer más con menos, teniendo en cuenta que estamos hablando de seguridad vial".

CHA recuerda que actualmente la N-260 y la N-230 tienen problemas por la falta de inversión del Gobierno. De este modo las partidas presupuestarias para la renovación N-260 son y han sido escasas en estos últimos años, cuando es un eje vital para la comunicación de las comarcas de La Ribagorza, Sobrarbe y Alto Gállego con las comarcas pirenaicas y su conexión con la A-23 y A-21 hacia Navarra. Y por otro lado la N-230 ha visto agravados sus problemas de tráfico con los problemas que se viene produciendo en los pasos de Somport y Portalet, dado que muchos vehículos, especialmente de gran tonelaje, utilizan ahora esta vía para su paso a Francia. Esta carretera dependiente de Fomento tiene previsto transformarse en la autovía A-14 pero los Presupuestos Generales del Estado no contemplan partidas suficientes para poder iniciar estos trabajos.