Una fuerte tormenta vuelve a dejar en Huesca varias zonas inundadas

tormenta agua inundación

La fuerte tromba de agua que caía en Huesca a última hora del domingo volvía a dejar imágenes de la ciudad inundada. Caían 50 litros por metro cuadrado en una hora. El cruce de la avenida Juan XXIII con Martínez de Velasco era de nuevo uno de los más espectaculares. Efectivos de la policía local y del cuerpo de bomberos tenían que acudir a distintos puntos para ayudar tanto a vecinos afectados, como a redirigir el tráfico para evitar el tránsito de vehículos, tal era el caso de la última rotonda de Avenida de Monegros donde se acumulaba una gran cantidad de agua.

Distintos edificios se veían también afectados por la acumulación de agua. Garajes, trasteros y en especial el Centro de Salud Pirineos donde la sala de espera de urgencias era una auténtica balsa.

Los bomberos de Huesca también tuvieron que sacar del interior de sus coches a varios conductores que se encontraban en el interior en el momento más fuerte de la tormenta.

Las fuertes rachas de viento que se registraban durante la tormenta también provocaban la caída de varias ramas de diverso tamaño a la vía, también en distintos lugares de la capital oscense.

Como suele ocurrir en este tipo de tormentas, donde se han descargado varios litros en pocos minutos los sumideros y alcantarillas de la ciudad no pueden hacer frente a tanta cantidad de agua, lo que también provocaba la inundación de varios garajes y trasteros en distintos puntos de la ciudad.

Desde primera hora de la tarde el cielo, y especialmente los truenos, ya anunciaban la tormenta que iba a caer en Huesca. Sobre las 19 horas comenzaba a caer una fina cortina de agua intermitente que posteriormente cobraría más fuerza en torno a las 22’30 horas cuando descaraba con fuerza en la capital.

Varios puntos de la comarca de la Hoya también se han visto afectados por el paso de este frente que ha descargado agua y mucho aparato eléctrico.

GALERIA DE FOTOS