HUSTE denuncia el “caos” que se vive con el inicio del curso escolar en la provincia

El sindicato HUSTE ha manifestado su perplejidad cuando se habla de “normalidad” en el inicio del curso escolar en la provincia cuando, señalan, “familias de Huesca no pueden llevar a sus hijos al colegio más cercano a su domicilio” o se produce la “contratación tardía del personal interino, llegando en algunas especialidades de FP a incorporarse una vez comenzado el curso”.

Un “caos” que, continúan, se constata cuando “cinco familias de Jaca no pueden llevar a sus hijos a un colegio público porque la administración, empeñada en favorecer a la enseñanza concertada, no quiere abrir una tercera vía en el colegio público San Juan de la Peña”.

Denuncian, además, recortes de personal en centros educativos de Huesca, como es el caso del centro educativo Pío XII; la corrección de exámenes de septiembre por profesorado que, en algunos casos, no conoce al alumno y que es contratado de manera exprés o el caso de familias que “aún cumpliendo los requisitos para percibir una beca de comedor o de material curricular se quedan fuera de las mismas por la insuficiente dotación económica del departamento”.

El sindicato critica las aulas prefabricadas en algunos centros, en lugar de asumir la construcción de las infraestructuras y espacios necesarios; o el mantenimiento de las tasas de FP, que siguen privando a alumnos con pocos recursos de poder realizar estos estudios,

También cuestionan el aumento de las vacantes a tiempo parcial para los docentes interinos (más del 100% desde 2001) y la disminución de las vacantes a tiempo completo (más de un 20% desde 2011) precarizando el empleo de los interinos en Aragón y confirmando la tendencia de los últimos 4 cursos en nuestra Comunidad Autónoma.

Por todo ello, desde el sindicato HUSTE solicitan al departamento de Educación del Gobierno de Aragón y a los responsables de la dirección provincial de Educación de Huesca que destinen los recursos materiales y humanos necesarios “para subsanar todos estos problemas y que no engañen a la opinión pública diciendo que el curso comienza con normalidad”.