Absuelto el vecino de Almudévar por la presunta agresión al alcalde

Prácticamente tres meses después de que se celebrara el juicio por la presunta agresión al alcalde de Almudévar, Antonio Labarta, por parte de un vecino de la localidad, se ha resuelto la sentencia a favor del acusado. El argumento sobre el que se ha basado la jueza, ha sido la cercanía de los testigos presentados por ambas partes por lo que prevalecería la presunción de inocencia del acusado. Tal y como ha podido conocer Radio Huesca, la acusació particular recurrirá la sentencia por no “estar de acuerdo”.

Era en la tarde de este martes cuando ambas partes recibían la notificación del juzgado de lo penal nº 1 de Huesca.

Tal y como se expone en la sentencia y teniendo en cuanta que todos los testigos aportados por ambas partes se encontraban a una distancia similar, que sin embargo, sus versiones “fueron totalmente opuestas” y "dado que la mayor parte de los testigos llevados al acto del juicio oral tienen alguna vinculación con una de las dos partes, ya sea familiar o de amistad” la jueza considera que “no se puede escoger entre una u otra versión”.

En ese sentido ratifica que “no se puede entender desvirtuada la presunción de inocencia del acusado, debiendo dictarse sentencia absolutoria, no quedando probado que el vecino de Almudévar agarrara al alcalde, lo cogiera de la solapa y zarandeara o se encarara con él”.

Cabe recordar que el fiscal pedía 2 años y seis meses de prisión por un delito de atentado contra la autoridad, mientras que la acusación particular, es decir el Ayuntamiento, solicitaba 2 años.

Los hechos por los que se le acusaba tenían lugar después de que Antonio Labarta negara unos permisos que la familia del presunto agresor había solicitado para ampliar una explotación que posee cerca del casco urbano. Al parecer, según testigos presenciales, el denunciado zarandeó al alcalde.