Becton Dickinson invertirá 57 millones de euros en su planta de Fraga y creará 60 puestos de trabajo

Bector Dickinson

La empresa Becton Dickinson, instalada en Fraga va a invertir 57,5 millones de euros y creará más de 60 nuevos puestos de trabajo para fabricar una nueva jeringuilla, denominada PosiFlush. Se trata de un producto demandado internacionalmente que aumenta el área de esterilización y está destinada a la limpieza de las vías intravenosas.

Desde el punto de vista económico este proyecto supone una clara mejora de la competitividad de la compañía orientada a la exportación. Tecnológicamente, porque la de Fraga será la única planta en España con capacidad para fabricar PosiFlush y en cifras, porque mejorará la eficiencia del centro y permitirá alcanzar una producción de 255 millones de unidades al año.

Como ejemplo de esta diligencia, la declaración de interés autonómico del proyecto de ampliación de Becton Dickinson. Lo aprobó el Gobierno de Aragón el pasado mes de julio y supuso que la inversión y los procedimientos administrativos que conlleva este proyecto sean tramitados de forma preferente y urgente, y se reduzcan a la mitad los plazos ordinarios.

 

“Estamos y estaremos junto a las empresas para acompañarlas, no para ponerles trabas”, ha añadido la Presidenta de Aragón. Y todo porque para Luisa Fernanda Rudi es fundamental “trabajar junto a empresarios y emprendedores, porque ellos son los auténticos artífices de nuestra incipiente recuperación económica”. Una recuperación que señala al sector industrial como el verdadero motor de la economía aragonesa.

 

BECTON DICKINSON EN CIFRAS

 

Becton Dickinson fue fundada en 1897 en EEUU. Actualmente tiene 30.000 empleados en más de 50 países del mundo. Es una empresa de tecnología médica, líder en el mundo, que fabrica y comercializa dispositivos médicos y sistemas de diagnósticos y reactivos para mejorar la salud de las personas. La compañía sirve a instituciones sanitarias, investigadores, laboratorios clínicos, industria farmacéutica y público en general.

 

La empresa se instaló en Fraga en 1986 cuando adquirió la planta de fabricación de material sanitario que Fabersanitas tenía en esta localidad. Entonces la fábrica tenía 9.000 metros cuadrados de superficie, producía 570 millones de unidades al año y daba trabajo a 180 personas. Hoy la planta de esta localidad oscense es una de las fábricas de material sanitario más grandes del mundo.

 

Sus instalaciones en la capital del Bajo Cinca ocupan 65.000 metros cuadrados, lo que la convierte en la fábrica más grande de la provincia de Huesca. Tiene capacidad para fabricar 7.000 millones de unidades y emplea, en la actualidad, a 450 personas. Becton Dickinson tiene en el interior de la planta de Fraga el almacén robotizado de material sanitario más grande de España y uno de los mayores de Europa, con una capacidad de almacenaje de 60.600 metros cuadrados.