UPA pide ayudas urgentes a los gobiernos español y aragonés para paliar los efectos del veto ruso a la fruta

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Aragón, José Manuel Roche, ha criticado la negligencia de la Unión Europa por suspender las compensaciones del veto ruso, y pide ayudas autonómicas y nacionales. Roche asegura que la situación en el campo aragonés se agrava día a día. Al problema de la fruta de hueso se añade también el problema de la fruta de pepita, como la manzana y la pera y es una situación insostenible para las zonas productoras de fruta en Aragón. Este jueves se conocía que la Unión Europea suspende sine die el plan de 125 millones de euros en ayudas a la retirada aprobado el pasado 29 de agosto.

UPA ha exigido al Gobierno español que acuda en rescate del sector agrario e implante una ayuda nacional en caso de que Europa continúe dejando en el abandono a los productores. Los agricultores criticaron primero la lenta reacción de la Comisión Europea y después lo insuficiente de las ayudas.

Para el secretario general de UPA es intolerable que no ayuden a los agricultores y ahora, además, generen más incertidumbre en los mercados.

Según este sindicato agrario, los precios en origen de la mayoría de las frutas y hortalizas han descendido más de un 50% respecto a los de 2013. Advierten que las pérdidas por el veto ruso y sus efectos colaterales están siendo y serán millonarias. Los agricultores lamentan estar pagando una crisis que no han provocado y que no tiene nada que ver con el campo.

Los productores han agradecido a los consumidores su apoyo a las producciones nacionales, pero han censurado la actitud de la gran distribución, quien, a su juicio, ha presionado para que los precios en origen descendieran, sin trasladar además esa bajada a los compradores.