"Espacios diferenciados" en las carpas festivas de San Mateo para los menores de edad

Los menores de edad dispondrán de un “espacio diferenciado” en las carpas festivas de San Mateo. Así lo informaba la alcaldesa de Monzón, Rosa María Lanau tras la reunión celebrada por la Junta Local de Seguridad, en la que la subdelegada del Gobierno y los diferentes mandos de la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Autonómica remarcaban la obligación del estricto cumplimiento de la normativa que regula la celebración de espectáculos en recintos cerrados o delimitados donde se vende alcohol.

La planificación es la siguiente: de miércoles a viernes, se establecerá un “espacio diferenciado” en la carpa SENPA-Djs (la que instala el Patronato de Festejos para ofertar un segundo ambiente musical), con barra en la que no se venderán bebidas alcohólicas). El sábado, dicho “espacio diferenciado” se instalará en la carpa SENPA-Rock (la propia de los tradicionales Bailes de Madrugada de Interpeñas).

La alcaldesa hacía hincapié en que la normativa de ámbito autonómico que deben cumplir los espacios cerrados o delimitados que albergan espectáculos con venta de alcohol –como es el caso de las carpas- es “muy clara”: Queda prohibida la entrada de menores, salvo que vayan acompañados por sus padres o los tutores legales, que se hacen responsables. No se puede superar en ningún caso el aforo declarado. Hay que disponer de planes de evacuación y personal encargado del control.

Lanau manifestaba que “si queremos las mejores fiestas, todos debemos colaborar. La Ley de Espectáculos no da lugar a interpretaciones: los menores de edad no pueden entrar en recintos donde haya venta de alcohol. Esos espacios diferenciados permitirán que puedan seguir las fiestas musicales. Insisto: si todos ponemos de nuestra parte, no tiene por qué surgir ningún problema”.