Las jornadas de EQUO Rural debaten la problemática de la despoblación

equo morillo de tou

Las Jornadas EQUO Rural que se celebran este fin de semana en Morillo de Tou, centradas en el problema de la despoblación de nuestro medio rural, han contado en la mañana del sábado con la intervención de dos ponentes de prestigio del ámbito de la investigación sociológica y del desarrollo rural, así como de representantes de diversos proyectos de repoblación y rehabilitación que se desarrollan en nuestro territorio.

Luis Antonio Sáez, investigador del CEDDAR (Centro de Estudios sobre la Despoblación y el Desarrollo de la Áreas Rurales) ha centrado su intervención en los aspectos que hay que tener en cuenta para un adecuado análisis de la despoblación. Insiste en que las causas de la despoblación hay que encontrarlas en la interrelación entre la influencia del mercado, las políticas desplegadas y los valores que sustentan nuestra mentalidad respecto al mundo rural. “Debemos plantearnos si la despoblación rural es un problema a combatir o a asumir. Hay que pensar en qué aspectos económicos, medioambientales, culturales y emocionales se están poniendo en juego, afirma Sáez. “Una política rural óptima requiere planes auténticamente integrales, adecuadamente contextualizados, planificados a largo plazo y realistas. Que sean políticas y planes liderados por la propia comunidad o población afectada”. Para este profesor de política económica, “La decisión sobre dónde residir es una de las más importantes y personales de nuestras vidas”.

Joaquín Lorenzo, agente del proyecto Abraza la Tierra ha presentado este proyecto que nace de la creación de Grupos de Acción Local para la gestión de fondos LEADER de la Unión Europea destinados a desarrollo rural. “El mundo rural tiene una serie de valores (tranquilidad, tiempo, cercanía de relaciones, etc.) que lo hacen atractivo para la llegada de iniciativas emprendedoras y de nuevos residentes a los pueblos. “A través del proyecto Abraza la Tierra venimos realizado una labor de acogida y contacto entre habitantes de pueblos y nuevos pobladores emprendedores que han dado como fruto un aumento paulatino de la población de los núcleos rurales” ha afirmado Lorenzo. “También ha servido para poner en valor el estilo de vida rural y que el problema de la despoblación permanezca visible”.

Para Lorenzo, “Es necesario fomentar una serie de buenas prácticas que favorezcan la promoción del mundo rural, como generar fórmulas de explotación conjunta de la tierra, ayudas a la rehabilitación de vivienda de alquiler, impulsar fórmulas de multiservicios en los pueblos y sobre todo, favorecer la llegada de emprendedores evitando a los especuladores”.

Comentarios