Nuevas instalaciones para una justicia más accesible y eficaz

Palacio Justicia Huesca

El nuevo Palacio de Justicia de Huesca comienza su andadura. Este lunes el presidente del Tribunal Supremo de Justicia y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, inauguraba, junto a la presidenta de Aragón, el nuevo edificio. En sus discursos, ambos afirmaban que este edificio va a contribuir a que la justicia en Huesca sea más útil, más eficaz y más accesible para los ciudadanos. Conscientes de las condiciones de trabajo que, hasta ahora, tenían los empleados del sector, confían en que este espacio mejore la atención al ciudadano.

Ahora, y tras una inversión de 12 millones de euros, la justicia oscense soluciona sus problemas de dispersión y falta de espacio, y avanza en la mejora del servicio con la puesta en marcha de los últimos medios técnicos. Las instalaciones tecnológicas van a permitir avanzar en la agilidad de los procesos. “Son unas instalaciones acordes a la demanda”, afirmaba Luisa Fernanda Rudi.

La presidenta de la comunidad explicaba que confía en que el traslado sea modélico y no merme la prestación de los servicios. Por su parte, Carlos Lesmes explicaba que la sociedad demanda y necesita una justicia mejor y que, con este edificio, se atiende esa demanda. En ese sentido, Rudi afirmaba asumir las críticas por la precarización de las condiciones de trabajo que tenían los empleados de la administración de justicia pero afirmaba que siempre han trabajado para que eso cambiara, y hacía alusión al trabajo realizado ya en el anterior gobierno socialista.

Después de los discursos, se descubría la placa inaugural y se realizaba una visita por las nuevas instalaciones. Al acto asistían numerosos representantes del sector judicial con fiscales, jueces y abogados, además de representantes políticos y de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

UN TRASLADO SIN CONSECUENCIAS PARA EL CIUDADANO

La unidad administrativa era la primera en trasladarse a este espacio que, en dos días, estará cien por cien operativo. El objetivo es que estos servicios no dejen de prestarse ni un solo día. El día 18 ya se celebrará el primer juicio en las nuevas instalaciones. Sólo el 20% del equipamiento se ha comprado. El resto, como los equipos informáticos, se reutiliza del que ya poseen las sedes judiciales.

En la nueva infraestructura hay celdas para los detenidos, los profesionales tendrán espacios en los que poder hablar con sus clientes, garaje para los trabajadores, Juzgado de Guardia propio, etc. En todo el edificio se ha puesto especial cuidado en las circulaciones que se producen en el interior, tanto de profesionales de la justicia como de público y detenidos para que no compartan espacios.

El nuevo Palacio de Justicia se ubica en la calle Calatayud y allí concentra todas las salas judiciales que hasta este momento estaban divididas en la ciudad. Nueve juzgados y 170 funcionarios que trabajarán allí entre abogados, letrados del Estado, fiscales, etc.

Todo está diseñado pensando en el futuro, para una posible ampliación. Un 30% del edificio estará vacío, con vistas a no tener problemas de espacio en el futuro, ya que una de las razones del traslado desde la Audiencia Provincial es que se había vuelto imposible trabajar con comodidad por el crecimiento de la justicia.

Durante este mes los ciudadanos pueden informarse de dónde acudir en el teléfono 974 29 30 40.

GALERIA DE FOTOS