El PSOE pregunta a Alós sobre el estado en el que se encuentran los expedientes abiertos a MASARI

El Grupo Municipal Socialista ha presentado en el Ayuntamiento de Huesca un escrito solicitando información a la Alcaldía sobre el estado administrativo en el que se encuentran los expedientes de multas coercitivas abiertos a la empresa MASARI por sus reiterados incumplimientos. Desde el PSOE consideran que existen suficientes dudas sobre el proceso y piden respuestas por parte del Equipo de Gobierno. Los expedientes afectan a un total de seis inmuebles (edificios y solares), propiedad de MASARI ubicados en el mismo centro de la ciudad.

Audio sin título
Audio sin título

Además, su portavoz, Luis Felipe, pide a la alcaldesa Alós que informe a la oposición sobre las medidas ejecutivas emprendidas por el Ayuntamiento para cobrar las cantidades que la empresa adeuda a la ciudad, y los plazos que siguen cada uno de los procesos abiertos. La concejala socialista, María Rodrigo asegura que “nos preocupa el estado ruinoso en el que se encuentran la mayoría de estos inmuebles, y por ello, no entendemos la dejadez y la falta de iniciativa del PP para solucionar este asunto”. A día de hoy, “no sabemos si se han vuelto a reclamar por vía ejecutiva las multas que adeuda la empresa por incumplir los decretos municipales”, concluye el portavoz socialista.

El Grupo Municipal Socialista exige al Gobierno de Ana Alós contundencia y sobre todo, transparencia en un proceso como éste, donde hasta el momento, la empresa MASARI ha incumplido de forma reiterada todas las disposiciones municipales. Para María Rodrigo es necesario que sepamos ¿cuándo impuso el ayuntamiento la última multa?, y qué va a hacer el Ayuntamiento para exigir a MASARI el pago del dinero que adeuda a la ciudad.

La empresa MASARI debe al Ayuntamiento la cantidad de 51.233,77 euros por distintas obras acometidas en dos inmuebles de la calle Pedro IV, los números 33 y 37 . En ambos casos, el Consistorio realizó de forma subsidiaria distintas actuaciones para reparar la cubierta y la fachada principal, y distintas obras de consolidación de la estructura. Ambos edificios acumulan un total de 9 multas. Las multas impuestas por el consistorio local ascienden a 5.123,38 euros. Recordemos que la empresa paralelamente al procedimiento administrativo de multas, interpuso una demanda con la pretensión de anular los decretos que fijaban las multas. Una sentencia de 4 de marzo de 2014 desestimaba el Recurso Contencioso Administrativo y condenaba a MASARI a pagar las costas.