La Reina Letizia entregaba la beca de investigación "Ciudad de Jaca" para el estudio de la leucemia infantil

La junta local de Jaca de la Asociación Española contra el Cáncer recibía este miércoles, de manos de la Reina Letizia, el reconocimiento de la entidad nacional por la creación de la beca de investigación “Ciudad de Jaca”. La investigadora Rocío González Urdinguio ha sido la elegida para desarrollar, con la ayuda de los 60.000 euros de la beca, un proyecto dirigido a la búsqueda de una forma más accesible de tratar tumores sanguíneos que se pueden aplicar a tipos de cáncer infantil. Ésta es una de las trece ayudas a la investigación oncológica que entregaba la Reina en un acto celebrado en el teatro Victoria Eugenia de San Sebastián.

Esta beca nace gracias a la donación póstuma de la jacetana Juliana Pétriz y servirá para que la investigadora del Instituto Universitario de Oncología del Principado de Asturias continúe durante al menos dos años en éste proyecto sobre "Alteraciones epigenéticas de las histonas en leucemias infantiles. Tratamiento con fármacos epigenéticos".

Aurora Calvo, presidenta provincial de la asociación, y la investigadora Rocío González Urdinguio recibían de manos de la Reina Letizia dos distinciones. En la dirigida a la Junta local de Jaca se agradece su decisión de colaborar con la investigación. Aurora Calvo explica que la investigación es una labor imprescindible para una asociación como la de apoyo a los enfermos de cáncer. Por ello decidieron dedicar la herencia de Juliana Pétriz a éste fin. “Nos hemos comprometido por dos años, pero nos gustaría que esta ayuda tuviese continuidad y que las condiciones económicas nos permitan volver a apoyar éste u otros proyectos de investigación.

La investigadora viajará a Jaca para explicar el proyecto en un acto que la asociación prepara para finales del próximo mes de octubre. De esta forma los jacetanos conocerán los detalles de esta beca que lleva el nombre de la ciudad altoaragonesa de Jaca y cuyos avances científicos en la lucha contra el cáncer se deberán al altruismo de una de sus ilustres ciudadanas, Juliana Pétriz.