Las jornadas de bibliotecarios municipales de la DPH se centran en el libro electrónico

Una treintena de bibliotecarios participan, durante estos días, en las jornadas formativas impulsadas por la Diputación Provincial de Huesca relacionadas con su trabajo que se están celebrando en Benabarre. En esta edición, en curso se centra en el libro electrónico y su gestión en las bibliotecas públicas. Como ponente, se ha invitado a Fernando Juárez, responsable de la Biblioteca Municipal de Muskiz (Vizcaya), cuyo portal en Internet es un referente en el ámbito bibliotecario por sus innovaciones en la utilización de herramientas de web social.

En ellas, se combinan los contenidos teóricos con los prácticos, centrándose en esta edición, en el libro electrónico y su gestión en las bibliotecas públicas. En palabras del docente del curso y responsable de la Biblioteca Municipal de Muskiz (Vizcaya), Fernando Juárez, “a día de hoy muchos bibliotecarios ven el libro electrónico como una amenaza, pero yo animo a darle la vuelta a la situación y aprovecharlo como una oportunidad, porque puede traer muchas cosas buenas”. Entre otras cuestiones, en las charlas se hablará de aplicaciones y dispositivos de lectura, del mercado del ebook, de la descarga en Internet, de los costes asociados al libro electrónico o de su préstamo.

Las jornadas se inauguraban este jueves. Elisa Sanjuán, responsable de Cultura, Educación y Deporte de la DPH, aprovechaba la ocasión para resaltar la importancia de las bibliotecas municipales. “Son una pieza fundamental para hacer llegar al mayor número posible de entidades locales un servicio básico, no solo de acceso a la consulta de libros, material audiovisual y las nuevas tecnologías, sino de difusión de la información local, promoviendo el tejido asociativo”, apuntaba. En este sentido, precisaba que la Diputación ha invertido en los últimos años alrededor de 1,5 millones de euros en las 98 bibliotecas públicas de la provincia.

Por su parte, Alfredo Sancho, alcalde de Benabarre hacía hincapié en “el papel de los bibliotecarios como agentes para el desarrollo cultural de cada localidad”.