La Diputación va a mejorar el acceso a Quicena desde la N-240

obras camino Quicena

La Diputación Provincial de Huesca ha dado por iniciados los trabajos en el acceso a Quicena desde la N-240 que contemplan el ensanche y mejora del trazado a partir de la actual intersección con la carretera hasta la entrada a la población. A 128.120 euros asciende el coste de las obras que fueron adjudicadas por la DPH a la empresa altoaragonesa Hormigones Grañén y que estarán finalizadas antes del mes de noviembre.

Para llevar a cabo el acondicionamiento de esta carretera, se plantea un vial de 6,50 metros de ancho que se aproxima en lo posible al camino actual para reducir las afecciones y ocupación de fincas, pero elimina las curvas innecesarias y mejora sustancialmente el resto. En los 500 metros que tiene de longitud este tramo, se ha proyectado un nuevo firme y donde se pueda aprovechar el existente se ha previsto su escarificación y compactación.

En este caso son numerosas las obras de fábrica debido a los servicios de riego que es necesario reponer, desde acequias excavadas en tierra, con arquetas de fábrica y compuertas de maniobra, pasando por caños a base de tubería de hormigón, pasos salvacunetas hasta la canalización de una acequia.

En el proyecto también se incluye la señalización vertical y horizontal, con limitaciones de velocidad a 70 km/h en ambos extremos del acceso y marcas viales continuas de 10 cm de ancho, tanto en los extremos como en el centro de la calzada, así como un tramo de 40 metros de longitud de barrera de seguridad en la margen derecha, al final del vial.

En el municipio próximo de Argavieso también se iniciará en las próximas semanas la ejecución de las obras de acondicionamiento de la HU-V-8412 que da acceso a la localidad. La carretera, de titularidad provincial y 450 metros de longitud, dispone hasta ahora de un ancho que no alcanza los 6 metros y el firme lo constituye una mezcla asfáltica con un discreto estado de conservación y problemas en el drenaje superficial, al no tener cunetas en gran parte de su trazado, entre edificaciones, muros o taludes, que generan mordientes de cierta importancia a los lados de la calzada.

La DPH ha destinado más de 55.000 euros para dar solución a esta problemática y proceder a la mejora de este acceso, al que se le dará un ancho constante en los arcenes, además de homogeneizarlo con zahorra artificial y relleno de hormigón con la construcción de un pequeño talón que evite esas afecciones. La empresa Vialex Industrias Asfálticas SL será la encargada de llevar a cabo los trabajos.

En cuanto al firme, la actuación prevista consiste en un reperfilado del pavimento actual sobre el que se aplicará una capa de rodadura. Como obras complementarias se adecuará y prolongará la barrera de los pontones.