La campaña de riego, que se ha desarrollado con normalidad, se cerrará el 12 de octubre

La Junta de Gobierno de Riegos del Alto Aragón ha decidido cerrar la campaña de riego el próximo 12 de octubre, de forma que ese día se dará el último riego de la misma. Los días 11 y 12 de octubre se suministrará agua para que todos los depósitos de abastecimiento queden llenos. Desde Riegos se informa asimismo que, en los días de abastecimiento, se permitirá regar. La campaña que ahora finaliza se ha desarrollado con normalidad, y ha permitido el riego a la demanda. Un año más, se recuerda que en los dos últimos años, se ha vertido una cantidad de agua, suficientemente grande, como para que se hubieran llenado los embalses de Almudévar y Biscarrués, de estar construidos, garantizando ya la próxima campaña de riego.

La Comunidad General, una vez finalizada la campaña de riego, deberá acometer la limpieza y reparación de averías y fugas en varios puntos de los canales principales a fin de evitar problemas el próximo año, por lo cual, ruega que todos los depósitos de reserva de los abastecimientos de población y granjas queden llenos en los días fijados, ya que no se garantiza la reposición del servicio fuera del calendario señalado.

El servicio de agua para abastecimientos de población, industrias y explotaciones ganaderas se dará cada 4 semanas, por lo que cada usuario deberá tener una reserva de agua para 30 días consecutivos, tal como marca la normativa de Riegos del Alto Aragón.

Fuera de la campaña de riego 2014-2015, el calendario de abastecimientos queda como sigue:

8 y 9, 29 y 30 de noviembre; 27 y 28 de diciembre; 24 y 25 de enero; y 21 y 22 de febrero.

Se cierra una campaña que se ha desarrollado con normalidad y que ha permitido el riego a la demanda. En lo que llevamos de año, desde el mes de enero, se han vertido un total de 752 Hm3 el equivalente al consumo de un año medio. En las dos últimas campañas se han vertido más de 2000 Hm3, de estar ya construidos los embalses de Biscarrués y Almudevár esta cantidad de agua vertida permitirá garantizar la próxima campaña de riego. Es por ello que la entidad sigue vigilante la evolución de los trabajos referentes a ambos embalses.