Finalizadas las obras del nuevo vestuario adaptado de la piscina climatizada de Monzón

Este fin de semana, entrará en servicio el nuevo vestuario adaptado para minusválidos que da servicio a la piscina climatizada de Monzón. Se trata de tres cabinas de 1,90 x 2,28 metros que permiten la entrada de personas de ambos sexos con sus acompañantes. Incluyen ducha, inodoro y espacio para el cambio de ropa.

Cabe destacar que el pasillo de las cabinas -de 1,4 metros- conecta los vestuarios del pabellón “Los Olímpicos” con la piscina, de forma que los usuarios de aquéllos eluden el paso por el vestíbulo.

La alcaldesa, Rosa María Lanau, y el concejal de Urbanismo, Raúl Castanera, inspeccionaban el resultado de las obras, comenzadas a finales de marzo por los alumnos del módulo de Mantenimiento de Interiores del Taller de Empleo “Templario”, y concluidas por los operarios de la Brigada Municipal.

La piscina climatizada dispone de vestuarios adaptados propios, a los que hay que sumar los del pabellón “Los Olímpicos”. Los objetivos de la ampliación han sido dos: evitar la saturación que se da cuando coinciden varios grupos de bañistas y abrir la citada conexión de los vestuarios adaptados del pabellón con la piscina que soslaya el vestíbulo.

Las cabinas se han acomodado en la zona de debajo de la escalera de acceso a las gradas, junto al vestíbulo, y se ha aprovechado el cuarto que sólo albergaba una máquina de hielo y los secadores de pelo.

Lanau señalaba que “era una obra muy demandada porque los vestuarios se saturaban a menudo, sobre todo cuando confluían personas mayores que precisan ayuda para cambiarse, alumnos de Educación Especial, cursillistas y bañistas habituales. Por otro lado, el enlace con los vestuarios del pabellón sin perder la climatización supone un ahorro energético”.