Varios desprendimientos de piedras en la Catedral en el último mes

cascotes piedras Catedral Huesca

La Catedral de Huesca necesita una intervención profunda para revisar sus pináculos. En el último mes han caído piedras desde dichos pináculos con motivo de la erosión producida por los excrementos de las cigüeñas. Varios vecinos se ponían en contacto con la redacción de Radio Huesca para señalar y advertir del peligro que entrañaban estos desprendimientos y dar cuenta de la magnitud de dichas piedras.

En estos momentos lo primero es “garantizar la seguridad ciudadana” y por ello se pretende acometer una medida de urgencia: la instalación de una visera que pueda recoger dichos cascotes y evitar así que impacten en el suelo.

Sin embargo, este es solo el primer paso y provisional. Se necesita una intervención patrimonial más profunda. Hasta el momento se desconoce exactamente la magnitud económica de dicha intervención. En los últimos días, el Ayuntamiento de Huesca y la Dirección de Patrimonio del Gobierno de Aragón han enviado a un arquitecto para que evalúe las actuaciones que serían necesarias.

El informe de este arquitecto ya está en manos del Gobierno de Aragón para su estudio y dotación presupuestaria, según indica José María Nasarre, delegado de Patrimonio de la Diócesis de Huesca, aunque él desconoce su contenido. Nasarre espera que para mitad de octubre las actuaciones empiecen a aclararse, y ya esté instalada la visera de protección en la fachada de la Catedral de Huesca.

GOBIERNO DE ARAGÓN

Desde Gobierno de Aragón la consejera Dolores Serrat, aseguraba que tienen en cuenta a todas las Diócesis de Aragón, que han enviado a técnicos para estudiar la situación y que una vez que se sepa los daños que sufre actuarán en consecuencia para solucionar el problema.

5