La sociedad oscense arropa a Atades en la inauguración de su tienda ecológica

Atades Huesca tienda ecológica

Atades Huesca cumple su sueño de abrir una tienda ecológica en la capital oscense.Se llama Semonia, en referencia a una antigua diosa de la siembra. Con ella crea cuatro puestos de trabajo directos, tres de ellos para personas con discapacidad, y es que la integración que aporta el empleo es uno de los objetivos que persigue este proyecto. El otro es acercarse a la sociedad oscense, al centro de la ciudad, y demostrar que las personas con discapacidad son capaces. Con la inauguración de este jueves ya lo han conseguido. Cientos de oscenses se acercaban a arropar a Atades en su nuevo proyecto.

Autoridades, agentes sociales, económicos, de la gastronomía y ciudadanos amigos de la entidad se acercaban a la calle Canellas para conocer de primera mano la nueva tienda de Atades. Es un espacio multifuncional, con una zona donde se exponen los productos y otra para realizar charlas o encontrar un espacio de lectura en la que los restos del entorno del antiguo Teatro Romano de Huesca son protagonistas. Productos de la huerta y procesados, pero siempre cumpliendo con los criterios ecológicos. Los tomates, pimientos, lechugas o manzanas que pueden comprarse en la tienda surgen del trabajo de los usuarios de los centros especiales de empleo que tiene en marcha la entidad. Su Centro Manuel Artero ya ha ampliado un 50% su espacio de cultivo para abastecer este negocio, pero en sus planes se encuentra el de seguir creciendo. Atades Huesca no se conforma y quiere seguir ampliando el proyecto. La inauguración contaba con el periodista de Radio Huesca Luis Laiglesia como maestro de ceremonias. Se sucedían las autoridades, todas ellas para mostrar su admiración y apoyo al proyecto de Atades como “referente”, y “tesoro” de la ciudad.

Entre sus proyectos, el de comercializar variedades autóctonas que se hayan perdido. En esta tienda también venden productos procesados que adquieren de empresas de la zona. Proximidad, salud, sabor y sostenibilidad son las máximas de esta tienda que se hace realidad en el año del 50 aniversario de Atades Huesca. Es un símbolo del avance que ha experimentado la atención a las personas con discapacidad en Huesca.