Aragón, entre las comunidades con mayor número de animales vacunados contra la rabia, un 63%

En todo Aragón, en 2013, se han vacunado más de 100.000 animales. En los últimos 4 años se ha conseguido un aumento de casi un 8 % de animales vacunados (disminuyendo únicamente en Teruel el número de animales vacunados), fruto de las campañas impulsadas desde el ICOVZ y de la información y formación que desde los centros veterinarios se ha dado a los propietarios a raíz del caso de rabia que se detectó en España en 2013.

Respecto al número de animales censados y activos (vivos) en RIACA el porcentaje de animales vacunados en Aragón es de un 63% (siendo una de las CCAA con mayor tasa de inmunización) y el desglose por provincias es el siguiente: en Zaragoza el tanto por ciento de animales vacunados es del 72%, en Teruel el 57% y en Huesca el 52%.

Zaragoza es principalmente urbana y eso explica el hecho de una mayor tasa de vacunación en esta provincia al haber una mayor concentración de centros veterinarios, también influye que tanto en Huesca como en Teruel tiene un peso especial el mundo de la caza.

Todos estos datos demuestran la eficacia de un sistema como RIACA (Registro de Identificación de Animales de Compañía de Aragón), donde una vez identificados los animales el veterinario tiene la obligación de comunicar todas las vacunaciones de rabia que efectúe, convirtiéndose así en una potente herramienta epidemiológica en el caso de cualquier tipo de alerta sanitaria respecto a las zoonosis en animales de compañía.

Desde el ICOVZ se quiere remarcar la importancia que tiene para la salud pública que RIACA se mantenga continuamente actualizado, haciendo hincapié en que los propietarios sean responsables y comuniquen cualquier cambio registral de su mascota a su centro veterinario en especial las bajas, cambios de propietario o de residencia.

La globalización, según el presidente del colegio de veterinarios de Zaragoza, supone un movimiento sin precedentes de mercancías y personas en todas las direcciones, y la sanidad no podía ser menos, “ya no hay fronteras para las personas y desgraciadamente tampoco para los gérmenes”.

Aragón sigue siendo una de las comunidades autónomas españolas en las que la aplicación de la vacuna contra la rabia es obligatoria anualmente en virtud de la Orden de 6 de junio del 2006 del Departamento de Agricultura y Alimentación que obliga a vacunar con carácter anual a todos los animales de la especie canina de más de tres meses de edad de forma que se asegure su permanente protección frente a esa enfermedad.

En algunas comunidades autónomas la vacunación antirrábica es obligatoria y anual para perros, gatos y hurones y en otras es voluntaria. Este tratamiento es bienal en zonas limítrofes como Navarra, La Rioja y Valencia. También en Murcia, Asturias, Castilla La Mancha o Castilla y León. En otras comunidades ni siquiera es obligatoria como es el caso de País Vasco o Cataluña. Aunque la tendencia general es la de conseguir que se vacune de forma anual en todas las Comunidades autónomas, en el momento actual, la tónica general es la disparidad normativa.

Aragón es zona de tránsito de animales de compañía entre el norte de África, donde la rabia es una enfermedad endémica, y en el resto de Europa. No olvidemos que el pasado 5 de junio en la provincia de Toledo tras la agresión a varias personas de un perro que había viajado a Marruecos, volvió a la península y viajó por algunos puntos de Cataluña y Aragón y finalmente, Toledo. “No podemos bajar la guardia ante estas infecciones”. Los dueños de pequeños animales deberían vacunarlos de la rabia a partir de los tres meses de vida y, después, revacunarlos una vez al año”, afirma Jesús García López, presidente del ICOVZ.

La rabia es una zoonosis (enfermedad que se transmite de animales al hombre) que es causada por un virus. La transmisión del virus se consigue por su introducción a través de heridas (por ejemplo rasguños) o por contacto directo con las superficies de la mucosa de un animal infectado ya que no puede atravesar la piel intacta. Hay dos manifestaciones clínicas de la rabia - furiosas y paralítica. Rabia furiosa es la forma más común de rabia humana.

Se sabe que está presente en más de 150 países y territorios de todos los continentes excepto la Antártida. La rabia es una enfermedad prevenible 100%. Alrededor de 60 000 personas mueren anualmente de la rabia a pesar del hecho de que tenemos todas las herramientas para prevenir y controlar la enfermedad. Los niños son el más afectado por la enfermedad, con cuatro de cada diez muertes por rabia siendo un niño bajo la edad de 15 años Por otra parte, la rabia es una enfermedad muy extendida y potencialmente pone en peligro más de 3 mil millones de personas en Asia y África, donde las personas con mayor riesgo viven en zonas rurales, donde las vacunas humanas y la inmunoglobulina no están fácilmente disponibles o accesibles.

La lucha frente a la rabia, implica una coordinación entre las distintas Administraciones Públicas y, desde el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza, se quiere apoyar y defender la necesidad de promulgar una normativa básica en el sector de los animales de compañía que uniforme la vacunación antirrábica en todo el territorio español. En opinión del ICOVZ, el programa de prevención vacunal frente a la rabia, debería ser único para todas las Comunidades Autónomas, y como en Aragón, de carácter obligatorio y anual.