Fotografiar al Quebrantahuesos, un lujo al alcance de muy pocos en 2015

Capturar los movimientos de una de las especies protegidas por excedencia del Pirineo, el quebrantahuesos, quedará restringido a un pequeño grupo de afortunados durante el año 2015. Por primera vez, el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental establece un procedimiento de concurrencia para la asignación de las autorizaciones de fotografía y filmación del quebrantahuesos en el hide de El Cebollar, Torla. Con la puesta en marcha de este sistema se pretende controlar una actividad “que puede llegar a suponer molestias para esta especie”.

Al estar incluida En el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y en los Catálogos español y aragonés de especies amenazadas, la normativa prohíbe expresamente molestar intencionadamente a los animales silvestres, como el quebrantahuesos. Dicha restricción, unida al hecho de que durante los últimos años se ha incrementado el número de solicitantes para fotografiar y filmar esta ave, ha desembocado en la necesidad de reducir el número de autorizaciones. Tan solo diez personas, junto con un acompañante, podrán acceder al hide de El Cebollar para obtener imágenes.

Es por ello que durante la mañana de este lunes se publicaba en el BOA un procedimiento de concurrencia en el que, mediante un sorteo anual y cumpliendo con los principios de publicidad y transparencia, permita la asignación de autorizaciones en una única vez y para todo el año.

Desde el 3 de noviembre y hasta el 12 de diciembre podrán presentarse las solicitudes ante el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental mediante la cumplimentación del formulario disponible en la página web del Inaga y en el catálogo de procedimientos del Gobierno de Aragón. En cuanto a la asignación de las autorizaciones se realizará mediante sorteo público a las 12 horas del día 2 de febrero de 2015 en las dependencias del instituto.