Fundación Cruz Blanca cumple diez años de ayuda a los más vulnerables

Fundación Cruz Blanca nacía el 30 de septiembre de 2004 hace diez años. Es una buena oportunidad para echar la mirada hacia atrás y ver el camino recorrido desde que la entidad fue creada por los Hermanos para continuar con su labor asistencial a los enfermos incurables y a los más necesitados. La Fundación se encarga de los proyectos paralelos a las casas familiares como el dirigido a mujeres en riesgo de vulnerabilidad, O’Cambalache, o el dedicado a formar en el empleo, Entabán. Proyectos como éstos están presentes en Andalucía, Aragón, Madrid y la ciudad autónoma de Ceuta.

El voluntariado ha sido “un pilar básico” de Cruz Blanca en estos diez años.

La idea de los Hermanos era salir a la calle y acudir directamente a los espacios de vulnerabilidad y exclusión. Tratar de atajar los problemas yendo a su raíz, a los lugares donde se generan, acompañando a personas que ejercen prostitución, víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual, personas seropositivas, mujeres víctimas de violencia de género, inmigrantes en riesgo o situación de exclusión social…

A lo largo de estos años el proyecto ha evolucionado para dar respuesta a las necesidades detectadas en entornos vulnerables en cada momento, adaptándose a las necesidades específicas de cada territorio y promoviendo la inclusión social de personas o colectivos en situación de vulnerabilidad. Para tratar de lograr esta inclusión Fundación Cruz Blanca puso en marcha programas de incorporación sociolaboral como Entabán donde se contemplan medidas formativas y de inserción laboral; creó una Red de Viviendas de Incorporación Social, para personas o familias en procesos de inclusión, así como víctimas de trata con fines de explotación sexual; y además creó un Dispensario Médico y banco de fármacos, para cubrir la atención sanitaria y para garantizar el acceso al medicamento a personas sin recursos, cuyo número se ha multiplicado especialmente tras la aprobación hace dos años de la llamada Reforma Sanitaria, el RDL 16/2012, por el cual muchas personas vulnerables han quedado excluidas del Sistema Público de Salud.

Para coordinar y centralizar todos estos proyectos desde 2013 se están creando unos dispositivos pioneros de lucha contra la pobreza. Nos referimos a los Centros de Atención Integral, donde los usuarios pueden encontrar todos los servicios que ofrece Fundación Cruz Blanca y además un servicio novedoso: el Tau Socialmercado, un economato social con el valor añadido de un proyecto educativo con el que las personas con menos recursos ven satisfechas sus necesidades de alimentación y de productos de primera necesidad a cambio de seguir distintos itinerarios de inserción que ya comienzan a dar resultados.

Comentarios