Ibercaja culmina la integración de Caja3

Ibercaja oficina principal

Ibercaja ha culminado el proceso de integración de Caja3, con la firma de la escritura de fusión rubricada en la sede de la Entidad. Se ha constituido así en una única entidad, con balance y plantilla únicos. Tras esta operación, Ibercaja se consolida como el octavo grupo bancario del país, competitivo y solvente, con arraigados liderazgos en sus territorios tradicionales de Aragón, Rioja, Guadalajara, Burgos y Badajoz –donde cuenta con más del 15% de cuota de mercado-, además de poseer una sólida presencia en Madrid y Mediterráneo.

La integración es un hito en la historia de Ibercaja, ya que supone un crecimiento del 40% del volumen de actividad, hasta los 100.000 millones de euros, con 3,3 millones de clientes, 6.318 empleados y 1.406 oficinas. Dispone de un activo de 63.000 millones y su cuota del mercado nacional del 2,7% en créditos y 3,2% en depósitos.

Ibercaja Banco está participada por la Fundación Bancaria Ibercaja, que posee el 87,8 % de las acciones, y las fundaciones CAI (4,85%), Caja Círculo(3,45%) y Caja Badajoz (3,90%). El presidente del Consejo de Administración es Amado Franco Lahoz y el vicepresidente y consejero delegado, José Luis Aguirre Loaso. La sede social radica en el edificio de Plaza Paraíso, 2, de Zaragoza.

Ibercaja inicia esta nueva etapa de su larga trayectoria con sólidos fundamentos. Es la suma de su consolidada red, una base de clientes muy vinculados de familias y pymes, y una potente y diversificada fuente de negocio en su Grupo financiero, muy activo en seguros, fondos de inversión, planes de pensiones, leasing y renting. Esta actividad ha ido acompañada de una prudente gestión del riesgo crediticio, lo que permite tener una mora un 21% por debajo de la media del sector y la 2ª más baja del país.

La integración operativa culmina este mes de octubre

Respecto al proceso de integración en sí, en el que está involucrada toda la organización, se ha articulado principalmente en torno a tres retos: pensar sobre todo en el cliente, lograr una integración satisfactoria de las plantillas y culminar con éxito la integración tecnológica. En los tres se está avanzando muy satisfactoriamente. El cliente no va a notar cambios relevantes y está percibiendo ventajas desde el primer día; el acuerdo laboral ha sido equilibrado y satisfactorio para todas las partes y las pruebas de la integración tecnológica se están realizando sin incidencias y responden según lo programado.

Comentarios