Entran en vigor los caudales ecológicos del Ésera y el Cinca

Ésera rio lluvia

El presidente de la CHE, Xavier de Pedro, firmaba la resolución por la que entran en vigor los caudales ecológicos de los ríos Ésera y Cinca aguas debajo de El Grado. Se trata de una de las medidas que recoge el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro para conseguir los objetivos de mejora del estado ecológico.

Estos caudales van a triplicar los registrados hasta el momento, puesto que de los 300l/s se pasará a una media anual de 1.010l/s. También aguas debajo de Barasona se verán más que duplicados (de 300 l/s a 700 de media anual) y en el tramo del Cinca en el Puente de las Pilas más que triplicados ( de 800 a 2.710 l/s).

La resolución recoge el artículo 59.7 de la Ley de Aguas donde se indica que los caudales ecológicos son una restricción que se impone con carácter general a los sistemas de explotación, en definitiva, una limitación ambiental en las concesiones ya existentes.

Sobre la propuesta se destaca que se ha realizado teniendo en cuenta la prioridad de los usos en la gestión hidraúlica, de hecho, se afirma que la explotación del aprovechamiento hidraúlico concedido queda sujeto, en todo momento, a las necesidades de suministro para riegos.

El Cinca, aguas debajo de El Grado, y el Ésera, se reconocen en el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro, como puntos singulares por lo que han requerido estudios específicos para la definición de la propuesta que se trató con regantes, hidroeléctricas y representantes de asociaciones de pescadores.

La propuesta se aplicará en cuatro tramos: estación del Cinca aguas debajo de El Grado, río Ésera en la presa de Barasona, río Cinca en el Puente de las Pilas y en el entorno de la acequia de Enate.

En total, la asignación anual será de 131,16 hm3/año para estos caudales.

La propuesta de caudales fue validada por el Consejo del Agua de la Demarcación del Ebro, máximo órgano de planificación, el pasado 30 de julio, pero para su aplicación debía pasar a votación de la Comisión de Desembalse de la cuenca Ésera-Noguera Ribagorzana donde se reúnen los usuarios de los sistemas de embalses de esa subcuenca y que se reunió de manera extraordinaria en agosto. En dicha Comisión los usuarios hidroeléctricos fueron los únicos que rechazaron la propuesta y, en ese caso, cuando una Comisión no alcanza la unanimidad en las decisiones se solicitan los correspondientes informes técnicos y se dicta una resolución del presidente del Organismo como ha sido el caso.

Comentarios