El veto ruso une a los partidos de la DPH

pleno dph

Tres mociones se votaban este jueves en el pleno de la Diputación de Huesca y solo una conseguía poner de acuerdo a PSOE, PAR y PP: la relacionada con el veto ruso. Así, la institución provincial reclama más ayudas para los fruticulturas de la provincia, que se cobren con efecto retroactivo desde el primer día del veto o, por ejemplo, que se pongan en marcha iniciativas para fomentar el consumo de fruta en el territorio.

La propuesta que ponía de manifiesto el distanciamiento entre las tres formaciones era la relativa a las becas de comedor. Aunque salía adelante la petición de que se modifiquen los criterios para solicitar estas ayudas, se hacía solo con los votos a favor del PSOE. El PP votaba en contra y el PAR se abstenía. La moción solicita que se incluya en las becas a todas aquellas rentas familiares situadas por debajo del umbral de la pobreza, fijado en 15.000 euros anuales para familias con dos hijos en edad escolar. La exigencia para este año del gobierno de Aragón estaba en un máximo anual de 6.000 euros.

Relacionado también con la Educación, la Diputación solicitará el desarrollo del Plan Estratégico elaborado por el Patronato del Estudio General de Huesca y un Plan de Financiación que permita garantizar las necesidades de infraestructuras y obras más necesarias, así como las necesidades de reposición de plantillas y de investigación.

El PAR apoyaba la moción y el PP de nuevo votaba en contra. Pese a estar de acuerdo con la moción y considerar irrenunciable el desarrollo de dicho plan, los populares votaban en contra por considerar que era una moción “orquestada” para “buscar el titular”.

En el pleno de la DPH se aprobaba también el convenio para la puesta en marcha del Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura. Se daba el visto bueno así mismo a una modificación de crédito por valor de unos 800.000 euros que en su mayoría se destinarán a la mejora de carreteras.

Comentarios