La Fiscalía rebaja a 12 años de cárcel su petición por el atraco de Formigal

El Fiscal pide para cada uno de los cuatro acusados 12 años. La Audiencia de Huesca ha dejado visto para sentencia el juicio por el atraco realizado a Formigal.

El 24 de febrero de 2013 el vehículo y el personal de la estación fueron interceptados por los cuatro acusados, extrabajadores de seguridad de la estación. El Fiscal solicita esta pena al entender que todos con coautores del delito con robo, violencia, intimidación, detención ilegal y varias lesiones.

Por su parte, los abogados defensores han coincidido en rechazar el delito de detención ilegal. Los letrados de los dos únicos acusados que admitieron su participación en el atraco han pedido para ellos penas de entre 6 meses y 1 año y 8 meses de prisión, mientras que los abogados de los otros dos procesados han solicitado su libre absolución o alternativamente condenas de 3 meses y 2 años, respectivamente.

Los acusados llevan en prisión desde su detención a finales del mes de marzo por este suceso en el que se apoderaron de cerca de 32.ooo euros

Según el plan que habían ideado, uno de los detenidos trasladó a dos de sus compañeros en coche hasta el aparcamiento de Anayet en la mañana del 24 de febrero y continuó su camino hasta la zona de Sextas. Allí, el cuarto de los acusados cogió el coche para llevar al contable encargado de recoger la recaudación hasta la entidad bancaria.

Al volver a pasar por el aparcamiento de Anayet, se encontraron con los dos acusados que permanecían allí, y que se habían puesto gorros y gafas para ocultar sus caras.

Según relata el fiscal, el conductor, según lo acordado, paró el vehículo y permitió que lo interceptaran al tiempo que exhibían un revólver simulado.

Ya en el interior del coche, los dos asaltantes cogieron la mochila y golpearon tanto al contable como al conductor para no levantar sospechas.

Después, cerca de una gasolinera en la zona de Sextas, los dos asaltantes ataron al contable y al conductor y continuaron hasta Escarrilla, donde uno de los atracadores bajó para coger su propio vehículo.

Ambos coches se desviaron por la vía de acceso al restaurante 'La Cabaña', donde dejaron atados y amordazados al contable y a su supuesto cómplice en en el interior del vehículo de la estación.

Unos minutos después, el contable conseguía liberarse de las ataduras, desatar a su compañero y dar a aviso a sus superiores en la estación de Formigal.

Comentarios