La economía aragonesa intensificó su crecimiento en el segundo trimestre del año

En línea con la evolución de la economía nacional, la economía aragonesa aceleraba su ritmo de crecimiento en el segundo trimestre de 2014, lo cual se reflejaba en el mercado laboral, que podría haber iniciado un cambio de ciclo. En este mismo sentido se comportaban los costes laborales, que descendían, a pesar del ligero crecimiento de los costes salariales. Por su parte, la inflación se cerró con una tasa de variación nula en el segundo trimestre del año.

Estas son algunas de las conclusiones expuestas por el consejero de Economía y Empleo del Gobierno de Aragón, Francisco Bono, y el director general de Economía, José María García, en la presentación del Boletín Trimestral de Coyuntura Económica de septiembre de 2014.

De acuerdo con las estimaciones realizadas por el Instituto Aragonés de Estadística (IAEST) sobre los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral de España elaborada por el INE, el Producto Interior Bruto de Aragón creció un 0,65% en tasa trimestral durante el segundo trimestre de 2014, dato similar a la media nacional (0,6%), y por encima del dato del primer trimestre del año (0,40%). Así, la economía aragonesa acumula un ejercicio completo, es decir, cuatro trimestres consecutivos con crecimiento positivo.

Por su parte, en términos interanuales, el PIB de Aragón anotó un crecimiento del 1,6% en el segundo trimestre de 2014, ocho décimas más intenso que el registrado en el trimestre precedente y más positivo que el incremento anotado por el conjunto de España (1,2%) por la zona euro (0,7%).

Esta aceleración en la positiva evolución del PIB en Aragón fue consecuencia de una mejor marcha de todos los sectores productivos, excepto la agricultura, mientras que atendiendo a los componentes de la demanda destacaba la aceleración en el crecimiento tanto del consumo de los hogares, como de la inversión.

En sintonía con el repunte en el ritmo de actividad económica observado, el mercado laboral aragonés habría iniciado un cambio de ciclo en el segundo trimestre de 2014. En efecto, a lo largo del segundo trimestre del año se registraba la mayor creación de empleo en valores absolutos en comparativa trimestral en Aragón desde el segundo trimestre de 2007.

Ello unido a que la población activa aumentaba en menor proporción, daba como resultado un descenso en el número de desempleados. En comparación con el mismo periodo de 2013 el mercado laboral aragonés también mostraba claramente una mejor evolución, al aumentar el empleo y registrarse la mayor reducción del número de desempleados en términos anuales desde el cuarto trimestre de 2001.

En lo referente al tercer trimestre del año, la mayoría de indicadores parciales disponibles hasta el momento apuntan a que durante el verano se ha podido producir una desaceleración en el ritmo de crecimiento de la economía aragonesa, aunque siempre dentro del terreno positivo. Sin embargo, en el último trimestre del año se espera un nuevo repunte, de forma que se mantienen las previsiones de que el crecimiento medio de la economía aragonesa en el conjunto del año 2014 se situaría, al menos, en un 1,2%.

Para el próximo año 2015 se espera que el ritmo de actividad siga tomando pulso, en particular gracias a la mayor contribución al crecimiento de la demanda interna. De esta forma, en el promedio del año 2015 el crecimiento real del PIB en Aragón debería situarse en torno al 2,0%.

Comentarios