El sonido de la “despierta” vuelve a la madrugada grausina

Este domingo, como es tradición en octubre, se podrán escuchar en Graus las canciones de la “despierta”, que recorrerá las calles de la villa entre las 5 y las 7 de la mañana. Tras ella, el Rosario de la Aurora, en el que se procesiona con la Virgen, y la misa en la iglesia de San Miguel.

La ”despierta” comienza en la estatua de Costa y se recorren, durante dos horas, las calles de Graus acompañados sólo por el sonido de una campana. Se realizan 22 paradas (23 en Todos los Santos) y se entonan unas canciones.

No es un acto multitudinario pero sí que cuenta con un grupo de gente habitual que ayuda, año tras año, a mantener esta tradición. En la despierta suelen participar entre 25 ó 30 personas y se alcanza el centenar en el Rosario. Además, la gente mayor que, por su salud, ya no puede acudir sigue participando incluso con donativos, por ejemplo, el año pasado la cofradía recibió dos rosarios para la Virgen.

Todas las coplas que se cantan son alusivas a las paradas que se realizan. Existen 111 estrofas, que han pasado de generación en generación, algunas específicas para el Día del Pilar o Todos los Santos y otras que cambian cada domingo.

Faroles y una campana son los únicos elementos que acompañan a quienes participan en la “despierta”, una tradición, que suele dejar imágenes y anécdotas curiosas, sobre todo, entre quienes no conocen la existencia de esta tradición, o en ese encuentro entre quienes se levantan para participar y quienes se retiran tras una noche de fiesta.

Existen datos que señalan que, a finales del siglo XVI principios del XVII, fue cuando nació la cofradía de la Despierta de la Virgen del Rosario pero que incluso antes existía esta tradición.

Comentarios