Los veterinarios oscenses reivindican su profesión en su día grande

Juan José Badiola, experto, enfermedades emergente

Aprovechando la celebración de su patrón, San Francisco de Asís este sábado, 4 de octubre, el Colegio Oficial de Veterinarios de la Provincia de Huesca, que en la actualidad cuenta con cerca de 400 veterinarios colegiados, aprovecha para hacer balance del estado actual de su profesión. Mientras que por un lado, cada año salen de las facultades más de mil veterinarios, en el otro, los censos ganaderos van disminuyendo. Una situación que “afecta al sector” aunque con el aumento de animales de compañía en los hogares logra mantenerse.

Una de las imágenes más recurrentes del veterinario es en una clínica tradicional tratando a diferentes animales domésticos. Pero el carácter polivalente de la profesión veterinaria traslada también su actividad a escenarios tan dispares como las explotaciones ganaderas, al sector de la tecnología alimentaria, a la investigación o a las inspecciones en el ámbito de la restauración.

Si bien a simple vista podría parecer que el papel de los veterinarios se centra exclusivamente en el cuidado y en la salvaguarda del bienestar de los animales, su labor va más allá “garantizando la seguridad alimentaria de los humanos mediante el control de todos aquellos productos de origen animal”.

Enfermeros, médicos, arquitectos o veterinarios. El hecho de que algunas profesiones cuenten con un colegio oficial y otras no se fundamenta en la legislación vigente y tienen como objetivo fundamental servir de respaldo a la hora de evitar el intrusismo profesional y garantizar que aquellos que están colegiados están plenamente capacitados para ejercer la profesión.

Otra de las parcelas fundamentales que cobra relevancia en su día grande es la formación. En ese sentido, la facultad de veterinaria de la Universidad de Zaragoza, cuya actividad docente comenzó en 1847, es en la actualidad en una de las más prestigiosas de España formando a 1.100 estudiantes cada curso.

Si bien la celebración del patrón tiene lugar este sábado, en esta ocasión los actos se desarrollarán en la capital altoaragonesa durante la jornada del domingo. Una misa en recuerdo de los veterinarios fallecidos durante el año pasado, una visita guiada por la ciudad o una comida de hermandad en la que se reconocerá la labor de los veterinarios jubilados y los que cumplen 25 años de colegiados, serán algunas de las actividades que marquen la celebración del día de los veterinarios.

Comentarios