CHA denuncia que los PGE no responden a las necesidades del Altoaragón

La Comisión Intercomarcal de CHA en el Alto Aragón se ha reunido en Huesca para analizar los presupuestos para el 2015. El Secretario General de CHA, Juan Martin ha denunciado que “no solo se reduce la inversión en las comarcas altoaragonesas en un 25,8 %, 18,9 millones menos que este año, lo que es igual de grave, es que el presupuesto no responde a las demandas y necesidades del Alto Aragón y de Aragón”.

Martín considera “especialmente sangrante es el caso del Canfranc, proyecto estratégico para todo Aragón, para cuya reapertura internacional el Gobierno de España compromete tan solo 100.000 y 2 M para el acondicionamiento de una línea que se cae a trozos”. Otro “olvido” es el Eje Pirenaico, N-260, donde las máquinas no trabajarán a corto plazo en ninguno de los tres tramos pendientes de acondicionamiento, Fiscal-Valupor, Campo-Congosto de Ventamillo o Castejón de Sos Pont de Suert. Tampoco hay partidas para la carretera ribagorzana N-230, pese a sus datos de siniestrabilidad,

En cuanto a las autovías en marcha el panorama es igual de desolador, indicaban desde CHA, ya que no se plantea a corto plazo finalizar la A-22 entre Sietamo y Huesca. En cuanto a las partidas para la A-23 ponen de manifiesto que con este ritmo inversor no podremos disfrutar de autovía hasta Sabiñánigo hasta el 2025 y mucho más en poder ir por autovía desde Jaca a Navarra a través de la A-21.

“Y que decir de los 0 euros para los Planes de Restitución de Jánovas, Montearagón, o Almudébar, mientras se destinan 14 millones para el recrecimiento de Yesa o 1 millón para el embalse de Biscarrués, pese a su contestación en el territorio.”

En cuanto al “Prestige Aragonés” o “crisis del lindano”, Martín ha explicado que desde CHA vamos a seguir exigiendo que se esclarezca todo lo que ocurrido durante estos treinta años y especialmente en estos últimos meses, caiga quien caiga, “aquí las víctimas son el Gállego y los habitantes a lo largo de su ribera, y vamos a defenderlos frente a la chapuza, la opacidad y la irresponsabilidad del Consejero de Medio Ambiente, Modesto Lobón y del Presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro”.

Comentarios