Últimos días de vendimia en la D.O. Somontano

La vendimia en la D.O. Somontano ronda ya el 95%. Poco a poco las 31 bodegas que la componen van terminando la recogida de uva de este 2014. Por delante quedan “las parcelas más tardías y alguna vinificación especial”, explica Mariano Beróz, presidente del Consejo Regulador, que espera que esta semana puedan darse por concluidas las labores. Finalmente, la recogida total será de unos 15 millones de kilos de uva, 3 millones menos de los previsto cuando arrancó la campaña. Supone una disminución del 25% respecto al año pasado, excepcionalmente bueno, pero cifras similares a las de 2012.

Si el proceso de vinificación va según lo previsto, para la campaña de Navidad estarán disponibles los primeros vinos jóvenes de esta añada. Las lluvias registradas y la menor producción de uva por hectárea han favorecido la buena calidad del fruto. Las variedades tintas Cabernet y Merlot son las más producidas y, entre las blancas, las Chardonnay y Gewürztraminer. Continúan cobrando fuerza la Syrah, la Garnacha o la Sauvignon Blanc, y algunas bodegas también apuestan en pequeñas plantaciones por otras variedades autóctonas para diferenciarse.

Beroz afirma que la de este 2014 puede considerarse “una buena cosecha”, con una cantidad suficiente de uva para que las bodegas puedan atender sus compromisos comerciales del año que viene. Explica que en cosechas abundantes como la del año pasado, siempre se deja “alguna remesa más de vino tinto en las bodegas, algo más de vino en crianza y algún vino joven para estirar la añada”, para compensar los altibajos que hay normalmente entre una cosecha y otra.

La D.O. Somontano se mantiene las cuotas en el mercado español y continúa creciendo en exportación. Aumenta el número de países a los que llegan sus vinos y la cantidad de botellas vendidas en cada uno de ellos. El norte de Europa sigue siendo el principal destino internacional pero cobran cada vez más fuerza los denominados “terceros países”. Entre ellos, China y su zona de influencia, Rusia y los mercados americanos, tanto de EE.UU. y Canadá como México y otros países hispanohablantes.

Comentarios