El Huesca deja atrás la decepción en la liga y se prepara para la Copa del Rey

Tevenet, banquillo SD Huesca, Rayco Maderos

El equipo azulgrana perdía en Socuéllamos este fin de semana y sigue sin terminar de meter la cabeza en la zona alta de la clasificación. Los errores propios están impidiendo conseguir resultados positivos que relancen al Huesca en la tabla y como sucedió en Socuéllamos, los rivales aprovechan esos fallos para superar a los de Tevenet que no supieron jugar ante un equipo con un potencial inferior, pero que ganó la partida en entrega y lucha durante los noventa minutos.

Situaciones de las que hay que aprender y rápido puesto que no se pueden ceder muchos puntos con los equipos que, en teoría, pueden quedar por detrás en la clasificación. El año pasado fue un lastre importante y en ésta hay que evitar que vuelva a suceder por la presión que tiene el ir a remolque de los que equipos que figuran en los puestos de play-off.

De momento las diferencias no son importantes puesto que el Barakaldo, que parecía el equipo que podía marcar distancia, ha perdido los dos últimos encuentros ligueros. Con 16 puntos lidera la clasificación, mientras que el Huesca suma 11 y se ha quedado en el puesto once. En medio muchos equipos con una diferencia de tres puntos con la zona de play-off en estos momentos.

Precisamente los vascos son el rival a batir el miércoles en la tercera ronda de la Copa del Rey para poder llegar al sueño de enfrentarse a un equipo de 1ª División de los que están jugando Champions y Europa League y que sería histórico para el club y la ciudad.

El club ha decidido que los socios entren gratis y precios populares de 5 € para general, goles y preferencia y 15 € para tribuna. Además se ha llegado a un acuerdo con las Peñas Recreativas de la ciudad y todo el mundo está deseoso de poder conseguir ese objetivo, aunque para ello habrá que imponerse a un Barakaldo que viene con las mismas intenciones y arropado, de momento, por dos autobuses de aficionados.

Comentarios