Fernando Villamía, ganador del XVI Certamen de Relatos Cortos “Tierra de Monegros”

Fernando Villamía, escritor

Fernando Villamía, resultaba ganador del XVI Certamen de Relatos Cortos “Tierra de Monegros” por su obra “Polaroid”. El segundo premio era para el escritor Álvaro Bermejo, por su relato “La adoración de los pastores” y el mejor Relato Monegrino recaía en Francisco Tobajas. Los premios se entregaban la noche del viernes en el marco de una velada literaria celebrada en Sariñena, que contó con la presencia del escritor y periodista, Sergio del Molino, quien presentó su libro “Lo que a nadie le importa”.

Villamía se mostraba satisfecho por este galardón, dotado con 2.000 euros. Un premio de prestigio que conocía a través de otros autores. Certamen que le ha brindado la oportunidad de conocer una comarca sobre la que admite haber leído mucho. De hecho no descartaba que alguna de sus próximas obras se inspirasen en este territorio.

La obra ganadora “Polaroid” narra, en palabras de su autor, la historia de una chica que recibe una cámara Polaroid y acaba creyendo que las fotografías matan a las personas que aparecen en los retratos que realiza.

Villamía, catedrático de Lengua y Literatura española, natural de Vitoria y residente en Alicante, ha ganado numerosos premios como el Hucha de Oro, el Premio de Novela “Ciudad de Badajoz”, el Premio Internacional de Relato “José Toral”, el Gabriel Miró de Cuentos, el de Novela Felipe Trigo o el Premio Internacional de Cuentos Max Aub 2013.

El segundo premio, dotado con 1.000 euros, recaía en la obra “La adoración de los pastores”. Su autor Álvaro Bermejo, nacido en San Sebastián y residente en Madrid, señalaba que para él Los Monegros tienen un significado especial, ya que hace 30 años estuvo en la zona realizando maniobras durante el servicio militar. Admitía que regresar a esta tierra con un relato en lugar de con uniforme había sido un gran estímulo.

En el relato que le ha valido el segundo premio no se reflejan estas vivencias autobiográficas, “pero sí la atmósfera”. Bermejo es un gran viajero que visitó hace 20 años Los Andes y encontró allí paralelismos con Los Monegros. Maduró durante todos estos años este cuento que narra la historia de la búsqueda de un cuadro de El Greco perdido en Los Andes.

Este escritor y periodista cuenta con una larga lista de premios a lo largo de su trayectoria, como el Ciudad de San Sebastián, el Premio Nacional de Literatura del Gobierno Vasco, el Ciudad de Salamanca, el Premio Ateneo de Sevilla, el Premio Internacional Luis Berenguer o el Best Cookbook Corporate de los Gourmand World Cookbook Awards, considerados los Óscar de la literatura gastronómica.

En la categoría de Relato Monegrino, dotado con 1.000 euros, el ganador fue el zaragozano Francisco Tobajas, nacido en Sabiñán, por su obra “El correo de Bujaraloz”. Se trata de un relato reivindicativo y de formato epistolar, “en el que Fray Manuel Bayeu dirige una carta al presidente de las Cortes para que tome cartas en el asunto y salve la Cartuja de las Fuentes”. Tobajas fue ganador del premio Ciudad de Barbastro y es investigador histórico.

Los ganadores, junto a su acompañante, visitarán durante el fin de semana algunos de los lugares más emblemáticos de Los Monegros. El jurado de la decimosexta edición ha estado compuesto por el periodista y escritor, Miguel Ángel Ordovás; el profesor de literatura, José Ángel Sánchez; el escritor y editor, Óscar Sipán y Jesús Brau, ha sido el presidente del mismo por designación del Instituto de Estudios e Investigación de la Comarca de Los Monegros. El jurado ha sido unánime al destacar la alta calidad de los trabajos presentados.

Durante la gala literaria, el periodista y escritor Sergio del Molino presentó su último libro “Lo que a nadie le importa” y firmó ejemplares. En palabras del escritor, se trata de una historia autobiográfica que parte del misterio que tiene la figura de su abuelo. Es una novela histórica en la que aparece el siglo XX en España visto a través de una cerradura. En el libro “acabo asumiendo el paisaje de mi origen, que en primer lugar rechazo durante la adolescencia, y al final, me acabo fundiendo en él”.

Por su parte, Ildefonso Salillas, cerró el acto con una defensa del medio rural, al tiempo que destacó la importancia del territorio. Para Salillas, el certamen es “una apuesta de la Comarca por la cultura y un medio de promoción para Los Monegros”. El presidente comarcal destacó que “además de la literatura, Los Monegros es fuente de inspiración y creatividad en otras disciplinas artísticas que fijan su atención en nuestro paisaje único”. En este sentido, recordó la puesta en marcha de la Monegros Film Commission, “que registra una intensa actividad y en la que están poniendo el foco a nivel nacional”.

Comentarios