El 7 de noviembre podrá verse el rayo de luna en Obarra

La segunda luna llena del otoño llegará el jueves día 6 de noviembre y será, un día después, el viernes 7, cuando en el monasterio de Obarra, la Asociación Cultural Mallata organice distintas actividades para la observación del rayo de luna, que como el de sol, en el solsticio de verano, se colará por la ventana del ábside central para iluminar el interior del templo. Este efecto lumínico se podrá observar entre las 21.30 y las 21.45 horas.

Audio sin título

Hasta llegar a ese momento se ofertarán distintas actividades para que, además, quienes se acerquen hasta Obarra puedan disfrutar también del entorno y de los colores de otoño que ya ha comenzado a teñir el escenario natural en el que se enclava este conjunto arquitectónico.

Rosa Monclús, presidenta de la Asociación Mallata, explicaba que, este año, se le quiere dar protagonismo, a la imagen de la Virgen original de Santa María de Obarra. De hecho, se podrá ver una fotografía de la talla románica de madera del siglo XII que se encuentra en Barcelona, como pieza de una colección privada.

La presidenta de la asociación añadía que la talla se vio, en la década de los 90, en una exposición en Sabadell y se ha seguido investigando hasta dar con ella en un museo privado de Barcelona, formando parte de una colección también privada. Uno de los cuadernillos de esa muestra contiene una imagen de la talla y será esa fotografía, ampliada, la que se expondrá en un lugar privilegiado de la iglesia de Santa Maria de Obarra.

Hay que recordar que la Virgen que preside hoy Obarra es una talla en piedra gótica (siglo XIV).

El programa arrancará a las 16 horas con un taller medioambiental, a las 18 horas habrá una charla sobre “Las vírgenes románicas ribagorzanas” a cargo de Francisco Martí. Una hora después se proyectará la película “De Dioses y Hombres” y a las 20.30 horas un vino español.

A las 21.45 se podrá observar el efecto lumínico del rayo de luna con música ambiental a cargo de Jesse Robinson y Steven Troncale.

Comentarios