Diferentes propuestas para las Ordenanzas Fiscales de 2015

Frente a la bajada de impuestos lineal planteada por la coalición de gobierno (PP-PAR), los grupos de la oposición apuestan por unas ordenanzas fiscales progresivas, de forma que “pague más quien más tiene”. La rebaja de un 4% el Impuesto de Bienes Inmuebles anunciado para 2015 por el Ayuntamiento de Huesca no convence a PSOE, CHA e IU que plantean tarifas sociales enfocadas especialmente a quienes han perdido su trabajo o atraviesan serias dificultades económicas.

Será este jueves, 23 de octubre, cuando se apruebe en comisión de Hacienda el dictamen de las Ordenanzas Fiscales para el ejercicio 2015. El texto deberá ser ratificado en el próximo pleno municipal.

Con la bajada del IBI, explicaba Antonia Alcalá, concejal de Hacienda, se cumple el compromiso adquirido en las pasadas elecciones de rebajar el tipo de gravamen un 10%. Medida que supondrá también una reducción de la recaudación de este impuesto que será de 580.000 euros.

La propuesta de la coalición contempla, además, la reducción de un 10% las tasas por ocupación de la vía pública para los vendedores de venta ambulante y bonificaciones del 50% para la ocupación en la vía de kioscos pertenecientes a entidades benéficas. El resto de tasas y ordenanzas se mantiene similar a las de 2014 con el objetivo, explica Fernando Lafuente, portavoz del PAR, de evitar la presión fiscal a los ciudadanos.

En este punto, los grupos de la oposición apuestan porque se tenga en cuenta a las familias que han perdido su trabajo o han dejado de percibir cualquier tipo de subsidio. Los socialistas hablan de bonificaciones del 90% para las familias sin ingresos y del 50% cuando éstos no superen el IPREM (532 euros al mes) en el IBI, la tasa por recogida de basuras y el agua.

Unas Ordenanzas Fiscales que beneficien e impulsen la creación de empleo, con bonificaciones de hasta el 30% para las empresas que incrementen su plantilla. También bonificaciones del 50% en el importe del Impuesto sobre Construcciones para obras de rehabilitación de la Inspección Técnica de Edificios, o del 30% para la construcción de viviendas de protección oficial en régimen de alquiler.

También son partidarios de un recargo del 50% para aquellas viviendas que permanecen cerradas. Punto en el que coinciden con IU y CHA. Esta última formación política propone que las rentas más altas mantengan el tipo actual de sus inmuebles por encima de determinado valor catastral. También apuestan por bonificaciones del 50% a aquellos propietarios que se sumen a programas de promoción de alquiler social.

Un recargo mayor para los inmuebles cuyo valor supere el millón de euros, el aumento del precio de las licencias de apertura para locales mayores de mil metros cuadrados, y grabar las viviendas vacías para que salgan a las bolsas de alquiler, son algunas de las propuestas planteadas por IU.

Y es que, señalan desde IU,mantener la rebaja del 4% del Impuesto de Bienes Inmuebles, propuesta por el consistorio, apenas tendrá impacto en el bolsillo de las familias oscenses, y seguirá beneficiando a las rentas más altas, al tiempo que afectará de manera importante a la capacidad de gasto del consistorio a la hora de plantear políticas.

Comentarios