La Guardia Civil interviene una plantación de marihuana en Cataluña a partir de unos robos en Huesca

La Guardia Civil, en el marco de la operación “OSCAPHONE”, desarrollada en Barcelona y Huesca, ha desmantelado en Ripollet (Barcelona), una de las mayores plantaciones de producción de alto rendimiento de marihuana que iba a ser distribuida por Europa, especialmente a Reino Unido, Suiza e Italia, y además ha desarticulado una organización dedicada al robo en tiendas de telefonía.

La operación se inició a principios de 2014 tras haberse cometido varios robos con fuerza en las cosas en establecimientos de telefonía móvil de las provincias de Huesca y Barcelona, donde robaron terminales de alta gama valorados en unos 45.000 euros. Los robos en las tiendas de telefonía se produjeron en las localidades oscenses de Jaca, Fraga, Sabiñánigo y Barbastro; Figueras, Roses, Banyoles y Ripoll en la provincia de Girona; Sant Boi de Llobregat e Igualada en Barcelona; El Vendrell (Tarragona); Mollerusa (Leida); Benicarló (Castellón); Chiva (Valencia); Alsasua y Tudela en Navarra; Alcañiz (Teruel) y Caspe (Zaragoza).

De las investigaciones desarrolladas por los agentes se pudo determinar la existencia de una red que tenía su base en Barcelona que podría estar especializada en cometer robos de terminales en establecimientos de telefonía.

A raíz de un robo perpetrado el pasado mes de septiembre en una tienda de telefonía de Pamplona, donde se apoderaron de 103 terminales de alta gama, se procedió a la detención de 8 personas como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza en las cosas.

Posteriormente, de las informaciones obtenidas en la primera fase de esta operación se puso de manifiesto la existencia de dos organizaciones que podrían estar dedicándose al cultivo de marihuana para su posterior distribución por Europa.

A mediados del pasado mes de septiembre la Guardia Civil había establecido un dispositivo de seguimiento y control sobre la organización, dando como resultado la interceptación de un vehículo en la autopista AP-7, que recibía apoyo por otro vehículo “lanzadera” con más de 7 kilogramos de marihuana envasada al vacío y oculta entre las ropas del equipaje que transportaban por lo que se procedió a la detención de varios de los integrantes de la red.

Investigaciones posteriores permitieron a los investigadores desmantelar una de las mayores plantaciones de producción de alto rendimiento de marihuana, ubicada en la localidad barcelonesa de Ripollet, que iba a ser distribuida por Europa, especialmente, Reino Unido, Suiza e Italia. Esta importante plantación estaba compuesta por tres naves industriales, dos de ellas utilizadas para la producción de marihuana y otra para su secado.

En esta fase han sido detenidas diez personas, entre los que se encuentra el cabecilla de la organización. Las dos organizaciones estaban vinculadas entre si por medio de uno de sus cabecillas, que era el encargado de facilitar los contactos, logística e infraestructura suficiente para que otros integrantes de la red se dedicaran al cultivo y recolección de la droga.

De los diez detenidos (ocho hombres y dos mujeres), siete son de nacionalidad española. Los tres restantes nacidos en Rumanía, Malí y República Dominicana. Siete de ellos son vecinos de Sabadell, el resto de Terrassa, Badía del Vallés y Barcelona.

La operación ha sido desarrollada por las Unidades Orgánicas de Policía Judicial de las Comandancias de la Guardia Civil de Huesca y Barcelona.

Comentarios