El CITA ya tiene las judías caparronas para caracterizar la de Monzón

El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) ya tiene las judías que se plantaban en dos campos de Monzón, más las del propio centro para caracterizar la Judía Caparrona de Monzón, con lo que se emprende un camino hasta alcanzar una marca propia.

Javier de Pablo, presidente de la Asociación de Productores y Dinamizadores de la Judía Caparrona de Monzón y otros Productos de la Huerta del Cinca Medio, se mostraba expectante y con ganas de conocer los resultados del estudio del CITA, ya que determinará la planta para iniciar su producción.

A finales del pasado año el Centro de Desarrollo Rural (CEDER) de la Zona Oriental de Huesca y CITA firmaban un convenio para el “Estudio y Caracterización de la Judía Caparrona de Monzón”.

Los objetivos que persigue el plan son: recuperar el cultivo y la producción de la “Judía Caparrona de Monzón” convirtiéndola en un polo de desarrollo económico y social del territorio. Valorizar la “Judía Caparrona de Monzón” como producto de referencia en la gastronomía del territorio. Y generar un sentimiento colectivo de pertenencia y de identidad a la población local referenciada a la “Judía Caparrona de Monzón”.

El CITA, además, una vez determinada la marca Monzón, conservará muestras de las semillas en el Banco de Germoplasma de Especies Hortícolas del centro para su mantenimiento a largo plazo, evitando así su pérdida definitiva.

El presidente de la Asociación Local de Hostelería, Jairo Sánchez, recordaba que es importante que se involucren los restaurantes en un producto que ofrece muchas posibilidades.

La Judía Caparrona de Monzón tuvo su auge de producción y comercialización en los años 50 y 60 del siglo XX.

Comentarios