La organización ya piensa en la segunda edición del congreso 'Storytelling works" de Monzón

El presidente de la Asociación Empresarial de Publicidad de España, José Ángel Abancéns, junto a Ildefonso García Serena, exdecano de los publicistas catalanes, eran los encargados de lanzar las conclusiones de las jornadas sobre la primera edición del networking “Storytelling works”, que se desarrollaba en Monzón jueves y viernes.

“El mensaje es para los estudiantes. Mi consejo es que se apunten a todo lo que se mueva. Los estudiantes de ahora tienen mucha suerte. Imaginaros que nada ha cambiado. No haríais nada. Gracias a que todo ha cambiado vosotros estáis en primera fila. Nosotros somos artistas, que es hacer algo complicado de forma simple y en 20 segundos. La mejor arma es asistir a actos como este para seguir aprendiendo”, señalaba Abacéns.

Por su parte, Ildefonso García Serena reiteraba la idea de los organizadores del congreso o networking: “Aragón siempre ha tenido mucho talento desde los Argensola a Ramón J. Sender.

García Serena recordaba a todos los asistentes y destacaba las aportaciones del seminario, sobre todo el papel crucial de la música en los anuncios, y en las distintas formas de contar historias usando el ‘storytelling’. Guiños también al creativo aragonés Mancebo que moderaba la mesa redonda con primeros espadas nacionales que mostraban sus trabajos comerciales “sorprendentes y maravillosos. Hemos podido ver muchas cosas sorprendentes y me he divertido mucho. No han hecho una campaña para vender un producto, si no que han hecho el producto”. “Nosotros no vendemos campañas, somos fabricantes y contadores de historias. Debemos aprender a vivir de nuestras ideas, como decía Marta Insausti, resumiendo la esencia del creativo”.

García Serena culminaba con la confianza en que este primer seminario tendrá una segunda edición. “Seguro que se superará”, señalaba la organizadora Reyes Ferrer.

Por su parte el director del congreso, o networking como lo llamaba , Richard Wakefield, indicaba que la primera conclusión era que “hay que creer en algo para que sea posible, y nosotros hemos creído en Monzón”.E insitía : “Sí se puede montar un networking en Monzón. No os podéis imaginar la cantidad de iluminados que cuando les explicábamos la idea de Montar un networking en Monzón nos decían que no puede ser. Yo les dije hablaremos cuando vuelva, y eso voy a hacer. El talento está en todas las partes, no es verdad que este en Madrid o Barcelona, solo hay que querer descubrirlo”. Y concluía con esta sentencia: “Prefiero fracasar en la originalidad que triunfar en la imitación”.

Comentarios