CHA denuncia que con la privatización del mercado de Navidad pocos artesanos podrán instalarse

CHA denuncia que con la privatización de la gestión del Mercado Navideño de Artesanía de Huesca los verdaderos artesanos van a tener dificultades para instalarse en él. Mariví Monterrubio, concejala de CHA, recuerda que “el objetivo principal del Mercado es potenciar la artesanía local como actividad estratégica y como motor económico y que desde el propio ayuntamiento se sabotee ese objetivo es absurdo”.

El pasado día 15 de Octubre finalizaba el plazo para que la empresa adjudicataria de la organización del Mercado Artesano de Navidad presentara el listado de artesanos que van a estar presentes este año en la Feria. Según la oferta de dicha empresa, el número de puestos deben ser entre 35 y 40, de los cuales pueden ser de alimentación el 25% como máximo y una cuarta parte del total deben de estar reservados a artesanos locales.

Chunta Aragonesista ha solicitado en el servicio correspondiente del Ayuntamiento los datos que la empresa ha tenido que haber presentado ya y el balance económico de la Feria Navideña del año pasado y se le ha negado esa información de manera inmediata, remitiendo al Grupo Municipal de CHA a que lo pida por escrito cuando cualquier concejal debe poder disponer de ella directamente.

Para Mariví Monterrubio tener que solicitar esta documentación por escrito y tener que esperar a que se la quieran dar es “una total falta de transparencia y una burla hacia la oposición. Una cosa es solicitar que se elabore un informe y otra que te den una información a la que tú tienes derecho cuando al equipo de gobierno le interesa, no cuando tú la necesitas para poder hacer tu trabajo de oposición. Es como tener que pedir un acta por escrito; me parece un abuso”.

Desde Chunta Aragonesista defienden a los pequeños artesanos locales, que difícilmente podrán acceder a vender sus productos en una feria que ha triplicado el precio para que puedan instalarse, pasando de 500 € hasta 1400 € por puesto. “Esos precios son muy difíciles de pagar para los pequeños artesanos; sólo los de alimentación y los de reventa (artículos comprados o importados en grandes cantidades a bajo precio, que no son los auténticos artesanos) ganan lo suficiente para cubrir los gastos en estos mercados. Para montar un mercado de artesanía, lo lógico, y lo primero de todo, es ponerse en contacto con la Asociación de Artesanos de Aragón, que organiza este tipo de mercados sin coste para el consistorio, pero el equipo de gobierno no se ha puesto en contacto con dicha asociación. Ni terminamos de dar crédito a semejante falta de pericia ni terminamos de acostumbrarnos a que cosas que son tan sencillas y que se caen por su propio peso se hagan tan rematadamente mal. Si desde el Área de Desarrollo no se conoce esta faceta de la Ascociación de Artesanos de Aragón, mal, y si se conoce, peor todavía. Mal de todas formas”, declaró Mariví Monterrubio, concejal nacionalista en el Ayuntamiento de Huesca.

La presencia de "revendedores" pone todavía más difícil para los auténticos artesanos vender sus propios productos y cada vez son menos los que participan. Fuentes de la Asociación de Artesanos de Aragón han confirmado al grupo municipal de Chunta Aragonesista que ven muy difícil que alguno de sus asociados pueda permitirse afrontar la inversión que supone la participación en esta feria, de hecho, con precios similares, ninguno va a participar en la Feria de Navidad de la Plaza del Pilar de Zaragoza.

“El Ayuntamiento de Huesca decidió coger el camino que parecía fácil sin buscar alternativas dentro del mismo mundo de la artesanía aragonesa. Una pena”, concluye Monterrubio.

Comentarios