Jornada de Slow Food Ribagorza en Benabarre

Este jueves, Ayuntamiento de Benabarre y Convivium Slow Food Ribagorza han organizado una jornada para dar a conocer la labor de la asociación, sus productores y productos, con visita a algunos de los que se pueden encontrar en Benabarre y también cual es la filosofía del movimiento slow food mediante la presentación del libro “Una dulce revolución” de Josep Pamies que además hablará de “Plantas para alimentarnos, plantas para curarnos”.

Audio sin título
Audio sin título

La jornada comenzará con la visita a los cultivos de azafrán de Estaña y a la fábrica de quesos de Benabarre para después degustar un menú slow food, en uno de los restaurantes de la localidad.

Por la tarde está prevista una visita guiada al molino de aceite, y, a partr de las 18 horas, en la casa de la cultura la presentación del libro “Una dulce revolución” y la charla “Plantas para alimentarnos, plantas para curarnos”.

Maria José Sánchez, secretaria de Slow Food Ribagorza, recordaba que, una de las cuestiones en las que se incide desde la asociación es en entender la alimentación como prevención, es decir, no comer bien cuando lo prescriba una enfermedad, sino tener el hábito de comer sano para prevenir futuras enfermedades, una costumbre, decía, que se ha ido perdiendo poco a poco.

Explicaba que, hay que volver a la mirada al productor que tenemos al lado de casa y conocer cómo cultiva y produce aunque, decía, que un hándicap, para los productores pequeños es que el consumidor crea todo lo que se intenta vender desde las multinacionales donde, en ocasiones, prima más, el beneficio económico que el de la salud.

El Convivium Slow Food Ribagorza, que inició su andadura hace apenas dos años cuenta, en la actualidad, con 28 socios, entre los que hay también productores y un doble objetivo compartir una filosofía internacional y promover lo local.

Comentarios