Aragón y Huesca crecerán entorno al 1,3% en 2014 y por encima del 2% en 2015, según el BBVA

BBVA Research prevé un crecimiento sostenido de la economía aragonesa y oscense, que se situará en el 1,3% en 2014 y superará el 2% en 2015, según el informe Situación Aragón-Huesca, presentado este miércoles por Joseba Barandiaran, economista regional de BBVA Research en la Cámara de Comercio de Huesca.

El servicio de estudios de BBVA espera que esta recuperación se consolide durante los próximos meses, como sucederá en el conjunto de España, apoyada tanto en la mejora de la demanda interna regional y española como en la paulatina, aunque lenta, mejora de los principales países europeos.

El informe de BBVA Research señala varios factores que apoyan este escenario para la región. En primer lugar, el crecimiento mundial se mantendrá fuerte, con una aportación cada vez mayor de las economías desarrolladas. Además, la demanda interna ha reducido considerablemente su lastre sobre el crecimiento, ha aumentado el ahorro de las empresas, que comienza a transformarse en mayor inversión, y el consumo privado ha ido recuperando dinamismo en los últimos trimestres.

Asimismo, las políticas adoptadas recientemente por el Banco Central Europeo permitirán mejorar aún más las condiciones de financiación de los sectores público y privado y mantener la depreciación del euro frente a otras monedas, en especial, frente al dólar. Esta mejora de la competitividad precio junto al mayor dinamismo de las economías desarrolladas y emergentes darán lugar a una mayor contribución del sector exterior al crecimiento del PIB. Con todo, la lentitud en la recuperación europea condicionará el crecimiento de las exportaciones aragonesas.

BBVA Research también destaca que los datos disponibles apuntan a una continuidad de la mejora del consumo privado en Aragón, apoyada en la recuperación del mercado laboral, la ausencia de presiones inflacionistas y unos tipos de interés históricamente bajos.

La presentación analiza la evolución de las cuentas públicas autonómicas, destacándose que Aragón ha relajado el esfuerzo de consolidación fiscal en 2013 y 2014, con cierto control de gasto, sobre todo de capital, pero acompañado en menor medida por incremento de ingresos. Esta tónica implica arriesgarse a un nuevo incumplimiento, y posponer esfuerzos de consolidación.

Principales retos de la región

BBVA Research resalta que la economía aragonesa precisaría crecer al 2,5% hasta el 2026 para recuperar el empleo pre-crisis, lo cual da muestra de la urgencia por avanzar en reformas que permitan acortar dicho plazo, para el reto urgente de reducir el desempleo.

Según el servicio de estudios de BBVA, para garantizar un crecimiento sólido, estable y duradero del PIB per cápita en el futuro, la región necesita redoblar los esfuerzos en tres sentidos: la corrección de los desequilibrios aún existentes, especialmente los relacionados con el mercado laboral y el endeudamiento. Aplicar políticas encaminadas a la mejora del capital humano, físico y tecnológico. Y tomar medidas encaminadas a incrementar el atractivo de la región como foco receptor de inversión, a nivel doméstico como extranjero.

La capacidad de las empresas oscenses y aragonesas para orientar sus productos hacia mercados más dinámicos trasladará significativamente al PIB de la región que, de momento, concentra su crecimiento en automóviles y bienes de equipo, más que en los sectores más importantes para Huesca, alimentación o semimanufacturas.

En el acto, celebrado en la Cámara de Comercio de Huesca, han intervenido Manuel Rodríguez, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Huesca, Luis Borra, director de zona de Aragón de BBVA, y Javier Azlor, responsable de Banca de Empresas de Huesca.

Comentarios