El Ayuntamiento de Huesca quiere ahorrar más de un millón de euros al año con los cambios energéticos

El Ayuntamiento de Huesca prepara un plan para ahorrar en los próximos años en gasto energético y eléctrico, tanto en el alumbrado público, como en los edificios municipales, y en las estaciones de agua. El proyecto implica a la capital oscense y a los municipios incorporados.

En cuanto al alumbrado público hay farolas, o bombillas, que sustituyéndolas por otras más modernas y eficientes se pueden ahorrar miles de euros. El número total de puntos de iluminación es de 10.667 unidades. Se quiere sustituir las de poca eficiencia, como son las de vapor de mercurio, por otras de mayor rendimiento, las de sodio de alta presión o las de halogenuros metálicos. También se quiere modificar el sistema por el cual se encienden las farolas, poner uno que sea más preciso y se enciendan sólo cuando sea necesario. El ahorro podría ser de 569.043 euros al año. La inversión de 2.296.535, por lo que se espera amortizar en 4 años.

En cuanto a los edificios municipales, propios o dependientes, se ha tenido en cuenta por colegios, el ayuntamiento, centros culturales, espacios deportivos, naves, y locales. Se quiere mejorar los aislamientos y acristalamientos para no perder energía. También instalar sistemas de iluminación más eficientes, o instaladores de presencia. También sistemas para distribuir mejor la energía. El ahorro en total sería de unos 472.000 euros. La inversión sería aproximadamente de 1.404.000 euros, y se recuperaría la inversión entre 1 y 6 años según el tamaño del edificio.

En cuanto a las estaciones de agua con consumo de energía, se intenta optimizar la potencia contratada, con el mantenimiento preventivo del canal de abastecimiento para que las bombas estén en funcionamiento el menor tiempo posible se ahorran costes. El mayor ahorra se puede producir en la elevación de agua de la Almunia del Romeral, que el año 2013 fue de 102.082 euros.

Comentarios